Ridículo de los antivacunas en Londres: asaltan la sede equivocada de la BBC

·4 min de lectura

Los antivacunas se han puesto en marcha una vez más en Londres para protestar contra las supuestas consecuencias negativas de las vacunas contra la covid-19. Pero esta vez no solo sus mensajes estaban equivocados, también lo estaba su destino.

Un puñado de manifestantes buscaban asaltar la sede de la BBC, la televisión pública británica, a la que consideran responsable de promover la inmunización contra el coronavirus, pero irrumpieron por error en el Centro de Televisión en el oeste de Londres, de donde la corporación pública se mudó hace casi una década. 

Antivacunas protestan en los antiguos estudios de la BBC. (Photo by Martin Pope/SOPA Images/LightRocket via Getty Images)
Antivacunas protestan en los antiguos estudios de la BBC. (Photo by Martin Pope/SOPA Images/LightRocket via Getty Images)

Actualmente, el espacio en el que entraron los manifestantes se alquila por ITV para filmar sus programas diurnos como ‘Good Morning Britain’ y ‘This Morning’ y el resto del edificio circular se ha reconvertido en apartamentos.

Sin embargo, cientos de personas se congregaron a las afueras de este edificio coreando proclamas contra el tratamiento mediático que la televisión pública inglesa está dando a la pandemia, y refiriéndose a los medios de comunicación como un virus.

Lo cómico de la situación es que dentro se estaba emitiendo en directo un programa sobre la menstruación: "No estoy seguro de lo que los manifestantes esperaban lograr, pero todo lo que habrían encontrado era yo, Jane, Nadia y Penny en ‘Loose Women’ hablando sobre la menopausia", explicó a The Guardian la copresentadora del programa, Charlene White, que agradeció la labor del equipo de seguridad que consiguió retener a los manifestantes fuera del estudio en el que se emitía en vivo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

La BBC ha tenido que lidiar con un número creciente de ataques verbales, e incluso físicos, a sus periodistas por parte de manifestantes antivacunas, muchas veces como protesta contra las medidas y los confinamientos que ha decretado el Gobierno británico. Un caso muy sonado tuvo lugar en Downing Street a principios de este año, cuando fue atacado el editor político del programa Newsnight, Nick Watt.

No solo ocurre en Reino Unido

Desgraciadamente, los ataques a medios de comunicación y a periodistas no son patrimonio inglés y también se han sucedido por el resto del mundo, como Estados Unidos y varias ciudades de Europa. Periodistas que cubren manifestaciones antivacunas o que informan sobre la pandemia son el blanco de ataques de manera cada vez más frecuente. 

En Alemania, por ejemplo, un equipo de la televisión ZDF, que filmaba la denominada “protesta de higiene” en mayo de 2020 para un programa de sátira política, fue atacado por una docena de encapuchados que portaban barras de metal y garrotes, y que dejaron a varios periodistas gravemente heridos. 

Protesta en Londres contra los pasaportes de vacunación. (Matthew Chattle/Barcroft Media via Getty Images)
Protesta en Londres contra los pasaportes de vacunación. (Matthew Chattle/Barcroft Media via Getty Images)

Los antivacunas llevan desde el estallido de la pandemia, en 2020, tratando de llamar la atención, con acciones en las calles y mucha propaganda en redes sociales. La propagación de los contagios ha impulsado su discurso, que en un primer momento encontró cierto espacio en la incertidumbre, el desconocimiento y el miedo a los posibles efectos de las vacunas. 

Sin embargo, tras más de un año y medio de pandemia, y la vacunación ya muy avanzada en los países desarrollados como Reino Unido o España, parece que el movimiento está perdiendo empuje, si bien es cierto que se ha expandido con fuerza, superando las expectativas, en algunos países europeos, como Francia. 

“La pandemia ha empeorado la libertad de prensa en todo el mundo”, denuncia Reporteros Sin Fronteras. Al cierre de acceso a fuentes de información y coberturas sobre el terreno con la excusa de la pandemia, los periodistas se enfrentan también de manera creciente a ataques verbales y físicos, no solo en Estados Unidos o Asia, sino también en los principales países europeos.

EN VÍDEO I La animación gráfica más viral para concienciar del uso de las vacunas

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente