Ribera: "Nuestra salud depende de una reducción significativa" de la polución

·3 min de lectura

Bruselas, 10 jun (EFE).- La ministra española para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, subrayó este jueves que la salud de los europeos depende "de una reducción significativa de los volúmenes de contaminación", en referencia a la estrategia de Contaminación Cero de la Comisión Europea para descontaminar suelos, aire y agua en la UE.

"Nuestra salud depende de una reducción significativa de los volúmenes de contaminación por químicos en el suelo, por la calidad del aire que respiramos", declaró a su llegada a Luxemburgo la también vicepresidenta del Gobierno de España.

La Comisión presentó el pasado mayo las líneas maestras de un plan para que la transición hacia una economía con menos emisiones de CO2 lleve aparejada un progreso ecológico del aire, el agua y el suelo que mejoren la salud de los ciudadanos y acorten las desigualdades sociales.

Esa estrategia, que tiene por delante un largo desarrollo legislativo y que los ministros conocerán este jueves de primera mano a través del vicepresidente de la Comisión para el Pacto Verde, Frans Timmermans, plantea objetivos concretos para 2030 como reducir en un 30 % los microplásticos liberados en el medioambiente o limitar en un 50 % el uso de pesticidas químicos.

El consejo, el primero presencial de Medioambiente desde la llegada de la pandemia de covid-19, servirá también para aprobar unas conclusiones sobre el plan de adaptación de la Unión Europea al cambio climático, que Ribera calificó como "más inteligente" y "transversal".

"Pero también una estrategia con una dimensión exterior, porque los impactos del cambio climático que sufriremos los europeos no son solamente aquellos que vivimos en nuestro territorio, también nos afectará en un mundo hiperconectado aquello que signifique una afección, un endurecimiento, una complejidad adicional en nuestros socios y países vecinos", añadió.

Con la Ley de Clima aprobada, que fija legalmente el objetivo de reducir al menos las emisiones de CO2 en la UE en un 55 % en 2030, y a falta de que la Comisión presente a mediados de julio una amplia batería de propuestas legislativas para alcanzar esa meta, los ministros tendrán ocasión de ir tratando el tema en su conjunto.

La ministra española señaló a ese respecto que hay que alcanzar ese objetivo de forma "socialmente justa", con "una distribución de costes que no tenga como efecto contrario elementos regresivos para los consumidores, los ciudadanos, los trabajadores y los colectivos más vulnerables".

Se trata de un consejo de transición entre dos puntos importantes en la agenda medioambiental de Bruselas: la reciente adopción de la Ley de Clima, bajo la presidencia portuguesa del Consejo de la UE, que finaliza el 30 de junio; y su futuro desarrollo legislativo, que arrancará durante la presidencia eslovena que empieza el 1 de julio.

Los ministros también recibirán un informe de progreso sobre la alianza de baterías eléctricas de la UE y debatirán, sin votación ni conclusiones, un reglamento sobre movilidad sostenible, la posibilidad de poner una fecha límite en Europa a la venta de vehículos impulsados por combustibles fósiles.

Los ministros tendrán también ocasión de "conocer de primera mano el estado del medioambiente europeo" a través de un almuerzo con el director de la Agencia Europea del Medioambiente, Hans Bruyninckx.

La delegación española contará también con la presencia del consejero de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente de Murcia, Antonio Luengo Zapata, en representación del conjunto de las Comunidades Autónomas.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente