Rhizobium: las maravillosas bacterias fijadoras de nitrógeno

© Wikimedia Creative Commons

Las Rhizobium son unas bacterias que viven en simbiosis con determinadas plantas como las leguminosas. Se alojan en sus raíces y van a lograr fijar el nitrógeno atmosférico, necesario para que la planta viva. En 1991 una científica mexicana, Esperanza Martínez Romero, descubrió una rhizobium fuera de serie, la rhizobium tropici. RFI conversó con ella sobre esta microbiota que está revolucionando el mundo agrícola.

Es un mundo insospechado, las bacterias fijadoras de nitrógeno que se alojan en las raíces de las plantas o árboles, las bacterias rhizobium. Este tipo de simbiosis es un proceso biológico fundamental para el desarrollo de las plantas.

El trébol, por ejemplo, tiene bolitas en sus raíces. Estas bolitas tienen en su interior bacterias fijadoras de nitrógeno que interactúan con esta hierba en particular. Cada especie tiene sus propias bacterias. La soja, el frijol, el nogal o la parota, un árbol gigante que produce unas vainas y que fertiliza de manera natural los suelos.

Rhizobium Tropici, una bacteria fuera de serie

En 1991 la doctora Esperanza Martínez Romero descubrió una bacteria fuera de serie, la Rhizobium Tropici capaz de suministrar altas dosis de nitrógeno en leguminosas, como el frijol, incluso en condiciones adversas como altas temperaturas, acidez en los suelos o contaminados con metales pesados.

El uso de este tipo de bacterias reduce el uso de fertilizantes químicos, que tanto contaminan el medio ambiente. Y actualmente se está tratando de adaptar estas bacterias para el cultivo de cereales.

Escuche aquí el programa sobre la trayectoria científica de Esperanza Martínez Romero:


Leer más sobre RFI Español

Leer tambien:
Premio L’Oréal UNESCO 2020: Esperanza Martínez Romero y la genética funcional