Los reyes Juan Carlos y Sofía acuden a la capilla ardiente con sus hijas

1 / 3
La infanta Cristina asiste este jueves la capilla ardiente de su tía, la infanta Pilar, que falleció ayer a los 83 años, instalada en el propio domicilio de la duquesa de Badajoz, en Madrid. EFE/Mariscal

Madrid, 9 ene (EFE).- El rey Juan Carlos y la reina Sofía se han trasladado este jueves a la capilla ardiente de la infanta Pilar de Borbón acompañados de sus hijas, las infantas Elena y Cristina.

Don Juan Carlos y doña Sofía han llegado en un vehículo al domicilio de la duquesa de Badajoz, donde se encuentra instalada la capilla ardiente, mientras que en otro conducido por la infanta Elena viajaban ella, su hermana, la infanta Cristina, y el hijo mayor de ésta, Juan Valentín Urdangarin.

Tanto el rey Juan Carlos como doña Sofía, la infanta Elena y Juan Urdangarin ya visitaron este miércoles la capilla ardiente, donde coincidieron con los reyes Felipe VI y doña Letizia y asistieron a un oficio religioso.

Durante toda la mañana han seguido llegando a la capilla ardiente familiares y amigos de la fallecida.

Por expreso deseo de la tía del rey, sus restos serán incinerados en la estricta intimidad -algo inusual hasta ahora en los miembros de la Familia Real- y enterrados en el madrileño cementerio de San Isidro junto a los de su marido, Luis Gómez-Acebo, fallecido en 1991 a los 56 años a causa de un cáncer linfático.

El funeral se celebrará en fechas próximas en el Real Monasterio de El Escorial (Madrid), donde podría haber sido sepultada por su condición de alteza real.