Los reyes de España visitan a los damnificados por la erupción del volcán de La Palma

·1 min de lectura

Tras la erupción del volcán Cumbre Vieja en la isla canaria de La Palma el avance de la lengua de lava se ralentiza en su trayectoria y podría no alcanzar el mar, aunque se teme que la roca fundida siga extendiéndose en los próximos días, provocando aún más destrucción. Unas 200 hectáreas han sido arrasadas, 350 edificios destruidos, y unas 6.000 personas han sido evacuadas.

Nos fuimos con lo puesto

"Fue terrible porque era algo que no esperábamos, no lo sentíamos, corrimos por nuestras vidas con sólo la ropa que llevábamos puesta. En ese momento estaba dando de comer a mi madre", decía al borde de las lágrimas una damnificada por la erupción.

Los reyes se dicen atónitos ante tanta destrucción

El rey Felipe VI y la reina Letizia visitaron el barrio de El Paraíso, uno de los más afectados por la catástrofe natural, se dijeron atónicos y atendieron las reclamaciones de los damnificados.

"No van a faltar ayudas"

"No van a faltar ayudas. Aquí están todas las administraciones representadas y ese compromiso es muy claro, van a hacer todo lo que está en su mano... pero no sólo las administraciones también entidades privadas, también muchos ciudadanos que de forma altruista quieren arrimar el hombro", declaró el rey Felipe VI.

Riesgo de lluvia ácida en Canarias

Los gases del volcán de La Palma podrían provocar lluvia ácida en Canarias, aunque el riesgo para la población y el medio ambiente es “mínimo", según la Agencia Estatal de Meteorología. La erupción ha expulsado unos 26 millones de metros cúbicos de roca fundida.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente