Los reyes de Bélgica llegan a República Democrática del Congo en una visita histórica

·3 min de lectura

El rey Felipe de Bélgica aterrizó este martes en la República Democrática del Congo, en una visita histórica al país africano. Esta nación sufrió con dureza la represión colonial y su población fue parte de uno de los peores genocidios coloniales en África durante el periodo del monarca Leopoldo II, a finales del siglo XIX. Felipe de Bélgica emprende un viaje de seis días y en un nuevo momento de acercamiento entre ambas naciones.

La visita se produce dos años después de que el rey de Bélgica escribiera al presidente congoleño Felix Tshisekedi para expresarle su "más profundo pesar" por las "heridas del pasado".

El rey belga, en un gesto inédito, lamentó los "actos de violencia y crueldad" cometidos en la época de su antepasado Leopoldo II, si bien el rey reconoció que fue la época más cruel vivida en el país africano, no ofreció disculpas.

Esta la primera visita que realiza el rey Felipe a la República Democrática del Congo desde que ascendió al trono en 2013. Su padre, el rey Alberto II, visitó el país en 2010.

Por su parte, el presidente Tshisekedi y su esposa saludaron al rey Felipe y la reina Matilde en una alfombra roja desplegada en la pista del aeropuerto internacional de la capital, Kinshasa, una ciudad con unos 15 millones de habitantes.

Los monarcas tienen previsto reunirse este miércoles con el presidente y sus respectivos ministros en el Palacio de la Nación, residencia oficial del jefe de Estado congoleño.

Se espera que Felipe y Tshisekedi pronuncien sendos discursos en la explanada del Palacio del Pueblo, sede del Parlamento de la República Democrática del Congo.

Ante la visita, el portavoz del gobierno congoleño, Patrick Muyaya, dijo a los periodistas que Bélgica y la República Democrática del Congo (RDC) estaban iniciando una "nueva asociación", además agregó que: "No estamos olvidando el pasado, estamos mirando hacia el futuro".

La relación se mantenía tensa entre ambos países durante el final de la presidencia del antecesor de Tshisekedi, Joseph Kabila (2001-2018), criticado incluso por Bruselas por haberse mantenido en el poder más allá de su segundo mandato, incumpliendo con la Constitución y lo que generó que la cooperación se suspenda por un tiempo.

El Rey devolverá el diente de uno de los héroes africanos

Si bien es injustificable reparar los años de dolor y atropello de los derechos humanos de los ciudadanos de este país africano. Bélgica se alista para devolver a Kinshasa los últimos restos de Patrice Lumumba, un héroe de la lucha anticolonial y el breve primer ministro del Congo independiente.

Lumumba fue asesinado por separatistas congoleños y mercenarios belgas en 1961 y su cuerpo fue disuelto en ácido. Uno de sus asesinos, un oficial de policía belga se quedó con su diente como trofeo.

Según el palacio real de Bélgica, el rey también discutirá sobre la devolución de las obras de arte saqueadas durante la era colonial.

El genocidio congoleño

Esta visita es simbólica para los habitantes del país africano, principalmente, por los atroces que fueron los castigos contra los habitantes en la época colonial.

Durante la Conferencia de Berlín en 1885, el Congo fue declarado propiedad privada del Leopoldo II, quien lo administró bajo el nombre de Estado Libre del Congo hasta 1908, cuando pasó a ser una colonia de Bélgica hasta su independencia, en 1960.

Bajo el mandato de ese monarca, se produjo una explotación masiva de los recursos naturales del Congo y se esclavizó a las personas para que hagan los trabajos. El régimen aplicó un sistema de terror aplicando castigos inhumanos, en particular la mutilación de las manos y asesinatos en masa.

Aunque no hay una cifra exacta, expertos calculan que murieron entre diez y quince millones de personas.

Con AFP, Reuters y EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente