Nunca (o pocas veces) les había pasado algo así a los reyes: 20 segundos para ver y no creer

Los reyes Felipe VI y Letizia han protagonizado un muy llamativo (e inusual) momento cuando han recibido al presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, y la primera dama, en honor a quienes han ofrecido un almuerzo.

Como se puede ver en las imágenes, los cuatro han ido a posar para la foto, pero se ha montado un lío formidable que ha durado más de 20 segundos en los que nadie sabía muy bien dónde colocarse.

Un responsable de protocolo ha entrado en escena para intentar poner orden, pero la cosa tampoco ha fluido. Al final, tras un eterno momento, la foto se ha podido hacer con normalidad.

Durante el acto, el rey ha puesto en valor la estabilidad económica y las ventajas que ofrece Paraguay para las empresas españolas y ha confiado en que la visita de Mario Abdo Benítez permita profundizar aún más los vínculos económicos y comerciales entre los dos países.

A pesar de la pandemia, que obligó a aplazar precisamente la visita a España de Abdo, “Paraguay ha sabido mantener la estabilidad económica y muestra los mejores signos de recuperación de la región, lo que alienta el creciente interés de las empresas españolas que aprecian las ventajas comparativas de su país”, ha destacado Don Felipe.

El rey ha resaltado que las empresas españolas están contribuyendo “al desarrollo económico y a la creación de empleo en Paraguay”, lo que precisamente sitúa a España como el primer país inversor, pero ha dejado claro que “aspiramos a fortalecer más, si cabe, nuestros vínculos económicos y comerciales”.

En este sentido, ha confiado que de la visita de Abdo, que tiene previsto participar el viernes en un foro empresarial en la sede de la CEOE, y “la finalización de la negociación del Acuerdo de Doble Imposición contribuyan a ese objetivo común”.

En línea muy similar se ha pronunciado también el mandatario paraguayo, quien ha resaltado la “relevancia de las inversiones españolas para el desarrollo económico” de Paraguay y ha defendido igualmente “las condiciones de estabilidad”, las “ventajas competitivas” y el crecimiento de su economía.

Al igual que el rey, se ha mostrado convencido de todo ello, junto con el próximo Convenio bilateral para Evitar la Doble Imposición, brindará “condiciones para multiplicar las iniciativas y los emprendimientos empresariales”.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR