El rey visita el puerto de Santander que encara su futuro tras 150 años

·3 min de lectura

Santander, 23 jun (EFE).- El rey ha visitado este jueves el puerto de Santander, una infraestructura fundamental para la comunidad autónoma de Cantabria, que celebra este año su 150 aniversario con el objetivo de adaptarse a los nuevos tiempo a través de una inversión cercana a los 200 millones de euros para nuevas dotación en los próximos años.

Felipe VI ha visitado las instalaciones del puerto, donde ha conocido algunas de esas nuevas infraestructuras, como el silo vertical de vehículos, los nuevos muelles, las nuevas terminales de fertilizantes y de contenedores, el segundo atraque para barcos turísticos y la estación de suministro de gas licuado del petróleo (GLP).

También ha saludado a personal del puerto y a representantes de las empresas que operan en esta infraestructura, que el año pasado batió su récord de tráfico al mover más de 6,7 millones de toneladas de mercancías, y ha descubierto una placa conmemorativa de su visita.

El rey ha estado acompañado por el ministro de Universidades, Joan Subirats; el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla; la delegada del Gobierno Ainoa Quiñones; las alcaldesas de Santander y Camargo, Gema Igual y Esther Bolado, respectivamente, y el presidente del puerto de Santander, Francisco Martín, entre otras autoridades.

En un encuentro con los medios de comunicación, Francisco Martín ha agradecido al rey una visita que "pone el foco" en el puerto de Santander, que, según ha subrayado, "está construyendo en estos momentos su futuro" con una inversión, entre pública y privada, de 180 millones de euros, para adaptarse a un mercado cada vez más competitivo en el transporte marítimo.

De esta forma, se pretende convertir un puerto que históricamente ha sido granelero en un puerto "elástico", que pueda dar servicio "a casi cualquier cliente". "El objetivo es convertirlo en un puerto 'boutique' para que todo aquel cliente que viene aquí buscando un servicio lo vaya a encontrar", ha apostillado el presidente del puerto.

Ha destacado, entre los nuevos hitos para el puerto, la nueva terminal de ferries que permitirá poner en funcionamiento un segundo atraque para buques turísticos, con una inversión superior a los 30 millones de euros, y que incluye una estación de "bunkering" de GLP.

También ha resaltado la construcción de la terminal de contenedores, una de las "grandes aspiraciones" del puerto, que se prevé que esté operativa a principios de 2023, con una inversión de 20 millones de euros y cuyas obras comenzarán en agosto con la llegada de dos grúas de 80 metros de altura.

El recorrido de la visita de Felipe VI ha arrancado en el nuevo silo de vehículos, del que ya se está levantado la primera de las tres plantas, con una superficie de 70.000 metros cuadrados y una capacidad prevista para albergar unos 20.000 coches gracias a una inversión de 51 millones de euros.

El rey ha visitado, además, las obras de un nuevo muelle, presupuestadas en 30 millones de euros, para ampliar la capacidad de carga y descarga del puerto, otra importante actuación, junto a la nueva terminal de fertilizantes que empezará a operar el próximo mes de enero, además de la mejora y ampliación de otras instalaciones.

"El puerto va a cambiar mucho, no va a crecer más a expensas de la bahía de Santander, luego tiene que hacerlo utilizando lo que tenemos y si hay que crecer en altura creceremos, para ser un puerto elástico", ha resumido Francisco Martín.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente