El rey visita el 'escudo' de las Fuerzas Armadas contra los ciberataques

Agencia EFE
·3 min de lectura

Pozuelo de Alarcón (Madrid), 18 feb (EFE).- Felipe VI ha visitado este jueves las instalaciones del Mando Conjunto del Ciberespacio (MCCE) para conocer los medios de los que disponen las Fuerzas Armadas (FAS) para hacer frente a los ciberataques cometidos contra sus redes de internet.

El rey ha estado acompañado por el jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), almirante Teodoro López Calderón, en la primera ocasión en la que participan juntos en un acto desde que éste asumió el cargo a finales de enero.

Vestido con uniforme de la Armada, don Felipe ha recorrido algunas de las instalaciones del MCCE, situado en la base de Retamares, en la localidad de Pozuelo de Alarcón (Madrid), para conocer la actividad que se desarrolla en este centro.

El MCCE se creó en mayo del pasado año en sustitución del Mando Conjunto de Ciberdefensa para reforzar las capacidades y medios ante los ataques y delitos cibernéticos.

En compañía del máximo responsable de la unidad, general Rafael García Hernández, Felipe VI ha asistido a una charla en la que le han relatado cuáles son los principales mecanismos de defensa ante los incidentes que se registran en las redes de las FAS.

Cada uno de los tres ejércitos cuenta con su propia infraestructura para vigilar sus sistemas y es en el MCCE el que coordina la labor ante una amenaza que cada vez tiene mayor peso.

Le han explicado que los ataques que más se detectan guardan relación con delitos cibernéticos, como la sustracción de contraseñas para acceder a un usuario, y, en menor medida, los intentos de espionaje en la red.

Por seguridad, el MCCE no da cifras del número de incidentes registrados, ni de su procedencia, aunque destacan el incremento exponencial de "ataques multinacionales" en los últimos años, algunos localizados en zonas como Estados Unidos, Rusia o Sudamérica, según fuentes de la unidad.

La misión del MCCE es defensiva, si bien dispone de medios para responder de forma "legítima y proporcionada" en caso de una agresión ciberespacial que pueda afectar a la defensa nacional.

Antes de acceder a la sala donde se centraliza toda la acción informática, Felipe VI ha conocido el funcionamiento de los equipos móviles (CDK, en sus siglas en inglés) que se despliegan en diferentes misiones para vigilar las redes.

En la actualidad, uno de estos equipos está ubicado en el Hospital Central de la Defensa Gómez Ulla de Madrid en el marco de la llamada operación Baluarte para el rastreo de la covid-19.

Además de los CDK, las FAS disponen de drones capaces de detectar redes wifi que luego son analizadas por si representan una amenaza.

Los programas de estos equipos son desarrollados por España, puesto que, aunque hay colaboración e intercambio de información sobre amenazas con otros países a nivel bilateral o multilateral, la tecnología no es compartida por motivos de seguridad.

La plantilla del MCCE, cuyo número de integrantes es confidencial, está formada por militares y civiles especialistas en distintas áreas, entre los que no hay "hackers" (personas que se introducen en sistemas informáticos ajenos) como ocurre en algunas empresas, según las fuentes.

(c) Agencia EFE