Los primeros Premios Jaume I sin Grisolía homenajean al maestro de la ciencia

Valencia, 25 nov (EFE).- La ceremonia de entrega de la trigésimo cuarta edición de los Premios Rey Jaume I de este viernes, la primera que se celebra desde el fallecimiento en agosto de su impulsor, Santiago Grisolía, se ha convertido en un homenaje a este "maestro" y "hombre de ciencia", cuyo legado han asegurado que perdurará.

El acto, celebrado en la Lonja de València y presidida por los Reyes, ha comenzado con un vídeo que, bajo el título "Un siglo de ciencia", ha hecho un recorrido por la historia de ese discípulo de Severo Ochoa que durante sus 99 años de vida publicó más de 400 trabajos científicos e impartió docencia en universidades de todo el mundo.

Grisolía fue creador de estos premios que, a lo largo de 33 años, han premiado a 170 científicos y emprendedores, han entregado 12 millones de euros y han convocado a más de mil personalidades, entre ellas 65 Premios Nobel como miembros del jurado, que han acudido en repetidas ocasiones a València, ciudad que se convierte en "el centro de la ciencia" en cada edición.

UN LEGADO IMPERECEDERO

El Rey Felipe VI ha calificado de "imperecedero" el legado de Grisolía, al que se ha referido como un valenciano "universal" que dedicó su vida, pasión y talento a mejorar a la sociedad a través de la ciencia y un "visionario" que se anticipó al futuro con avances determinantes como el Proyecto Genoma Humano.

Ha rememorado que su energía y actividad fue "asombrosa", lo que según ha explicado este "maestro incansable" atribuía a que "si no pedaleas, te caes", y ha mostrado un recuerdo "entrañable" a su "inolvidable mirada serena, curiosa y generosa".

AMOR A LA CIENCIA

El Premio Nobel de Química Roger Kornberg ha destacado que Grisolía llevó "dos vidas", la primera como profesor de bioquímica en Estados Unidos y la segunda "como campeón de las ciencias en España", y las dos estuvieron unidas "por un profundo amor a la ciencia y la convicción de su importancia para el futuro de España y de la humanidad".

Kornberg ha asegurado que "el gran éxito" de Grisolía en la promoción de la ciencia en España se debió en gran parte " su calidez personal y a la generosidad de su espíritu, a su desinterés y a lo firme de su compromiso, a su sabiduría y a su dignidad", y ha afirmado que su legado son sus aportaciones a la ciencia y a la sociedad de España y a estos Premios.

UN PACTO POR LA CIENCIA EN SU HONOR

El presidente de la Fundación de Estudios Avanzados, Vicente Boluda, ha indicado que Grisolía es "insustituible" pero su legado "es tan grande que siempre estará presente", pues se compromete a mantener y aumentar los logros de quien consiguió trabajar por la ciencia, la investigación y el emprendimiento, uniendo y actuando.

Boluda ha pedido "encarecidamente", en honor a la memoria de Santiago Grisolía, que todos los partidos políticos dejen a un lado sus intereses particulares, y cierren "de una vez por todas" el gran pacto por la ciencia que necesita España, una "apuesta de forma seria y decidida por nuestros científicos y por la interacción entre ciencia y empresa".

EL PROFESOR SIGUE SU MAGISTERIO

El president de la Generalitat, Ximo Puih, se ha referido al "inmenso vacío" que ha dejado "el alma de estos premios", que constituyen su mejor legado, si bien ha reivindicado que el mayor título de Grisolía, que era marqués, fue el de profesor, y "sigue impartiendo magisterio".

El alcalde de València, Joan Ribó, ha recordado que Grisolía fue "un hombre de ciencia" y un discípulo aventajado de Severo Ochoa, que llevó el nombre de València por todo el mundo y convirtió esta tierra en "un referente" de investigación y ciencia.

MÁS QUE PROFESOR, MAESTRO

El cirujano Antonio de Lacy, que ha hablado en nombre de los seis premiados este año, se ha referido a Grisolía como "un maestro", que es un "nivel superior" al de profesor, alguien tan "único" que en el laboratorio de Wisconsin se dedicaba a hacer juegos entre cerbatanas y arcos, como se ha visto en el vídeo.

"Debía ser humano como debe, y gracias a él sin duda alguna estamos aquí", ha asegurado de Lacy, quien también ha rememorado las palabras en las que este maestro de ciencia decía "si no pedaleas, te caes".

(c) Agencia EFE