El rey de Malasia prorroga un día el plazo para formar gobierno tras los comicios del sábado

Bangkok, 21 nov (EFE).- El rey de Malasia anunció este lunes que amplía en 24 horas el plazo dado a las fuerzas políticas malasias para formar un gobierno después de que las elecciones generales, celebradas el pasado sábado, no otorgaran a ninguna coalición la mayoría absoluta por primera vez en la historia del país.

En un comunicado, el monarca Abdullah de Pahang prorrogó hasta el martes a las 14.00 hora local (6.00 GMT) el plazo dado a las formaciones políticas para pactar y proponer un primer ministro que él tendrá que ratificar después.

La decisión del Palacio Real se produce después de las infructuosas negociaciones que desde que se conoció el resultado de los comicios han mantenido las principales fuerzas políticas, con la opositora Pakatan Harapan (Pacto de la Esperanza) y la conservadora Perikatan Nasional (Alianza Nacional) reclamándose como vencedores.

El recuento final de los votos dejó a Pakatan Harapan (PH) y a Perikatan Nasional (PN) con 82 y 73 escaños, respectivamente, lejos de los 112 que se necesitan para obtener la mayoría absoluta y formar gobierno, mientras la formación del actual primer ministro, Barisan Nasional (BN), sufrió una derrota histórica con apenas 30 asientos.

Los líderes de PH y PN, Anwar Ibrahim, eterno aspirante al puesto, y el exprimer ministro Muhyiddin Yassin, que gobernó brevemente de mayo de 2020 a agosto de 2021, han afirmado que aspiran a formar gobierno.

Pese a su mal resultado, el líder de BN, Zahid Hamidi, que se reunió hoy con Anwar, parece tener la llave del gobierno y todavía no se ha decantado por ninguna de las dos coaliciones vencedoras.

La derrota de BN, encabezada por la Organización Nacional de los Malayos Unidos (UMNO), confirma la defenestración de una formación que había estado a los mandos del país desde su independencia de Reino Unido en 1963 hasta 2018, y que ha perdido influencia debido en gran medida a los escándalos de corrupción en sus filas.

El multimillonario desfalco del fondo 1Malaysia Development Berhad (1MDB) ha cavado la tumba política del grupo y ha puesto al exprimer ministro Najib Razak entre rejas.

Más de 900 candidatos se disputaban los 220 escaños (oficialmente 222, si bien la elección de dos se pospuso por la muerte de un candidato e inundaciones en sendas circunscripciones) en las elecciones más reñidas de Malasia, que amenazan con alargar la crisis política.

(c) Agencia EFE