El rey de Malasia que abdicó al trono por amor se divorció siete meses después

LA NACION

Mohamed V de Kelantan ocupaba el trono como rey de Malasia hasta principios de enero de este año, cuando decidió abdicar al mismo por amor. Se supo entonces, con gran sorpresa, que el monarca se había casado dos meses antes con una modelo rusa que había sido miss Moscú y que tenía la mitad de los años del rey malasio. Apostar al amor puede ser un buena actitud, pero en este caso no resultó. Mohamed V y su esposa Rihana Oksana Voevodina se divorciaron siete meses después de haberse casado en una ceremonia discreta en la capital rusa.

Según lo demuestran documentos que se filtraron en la prensa local, la pareja se habría divorciado el pasado 1 de julio. En el deber y el haber de la relación quedan una abdicación al trono -la primera desde que Malasia se independizó del Reino Unido hace 60 años-, mucho revuelo en la opinión pública y un descendiente de ambos, nacido el 21 de mayo de este año.

Las causas de la ruptura matrimonial se desconocen, pero se especula con que no habría sido en muy buenos términos, según consigna el diario español El País, puesto que trascendió que se ha hecho de la forma más severa que concibe el islam: con el triple talaq. Según esta costumbre, el hombre debe repetir tres veces esta expresión para obtener su separación, de la que ya no hay vuelta. En algunos países, como Pakistan, la práctica se prohibió para proteger los derechos de las mujeres.

El clima de intriga que rodea a este divorció también se vio al comienzo de la relación. Nadie en Malasia imaginaba que en noviembre del año pasado el por entonces Yang di-Pertuan Agong -ese es el título que tiene el rey-, se podía haber casado sin aviso en una celebración privada en el exterior. Mucho menos que lo hiciera con una modelo rusa más joven que él. Mohamed V tenía 49 años, y la ganadora de miss Moscú en 2015, 25.

Voevodina se convirtió al Islam y tomó el nombre musulmán de Rihana. Había trabajado en China y Tailandia, pero el tipo de hombres que a ella lo atraían parecían no concordar con el perfil de Mohamed: "Me gustan los chicos que andan en monopatín y bicicleta y participan en competiciones", afirmó. Sin embargo, en otro sentido, el monarca que abandonó el trono para seguir su corazón, cumplía con les expectativas expresadas por la reina de belleza: "Creo que el hombre debe ser el cabeza de la familia".

El Rey de Malasia y "la Reina de Moscú"

El perfil de la joven incomodó a la familia real de Malasia desde el primer momento. Sus redes sociales también alteraban a los familiares de Mohamed V, ya que la joven rusa subía a su cuenta de Instagram, con más de 374.000 seguidores, fotos en las que ostentaba su posición de esposa del monarca, en una sociedad acostumbrada a contar con una realeza discreta y alejada de exponerse en las redes. En su cuenta Voevodina también contó cómo conoció a Mohamed V: "Él se presentó como el rey de Malasia. Me lo tomé a broma y le contesté que yo era la reina de Moscú".

El colmo de la polémica en Malasia sucedió cuando meses después de la boda salieron a la luz pública imágenes de la muchacha en un reality show de la televisión rusa, donde se la veía teniendo relaciones con otro joven. Se cree que este escándalo fue la causa de la abdicación del monarca a su trono en enero de este año.

El nacimiento de su primer hijo tampoco pudo recomponer esta situación y los insistentes rumores de separación acabaron por hacerse reales.

Ni siquiera el nacimiento de su primer hijo en común, el 21 mayo de este año -apenas seis meses después de su boda-, recondujo la situación. Los rumores de ruptura, incesantes en los últimos meses, han acabado por hacerse realidad y esta vez fue el amor entre ambos el que terminó por abdicar.