El rey se estrena en el Consejo de Estado, del que elogia su independencia

Agencia EFE
·4 min de lectura

Madrid, 28 abr (EFE).- Felipe VI ha visitado por primera vez desde que es rey la sede del Consejo de Estado, una institución de la que ha destacado su "independencia" a la hora de emitir dictámenes consultivos, así como su tarea "irremplazable" para dar seguridad jurídica a ciudadanos y gobernantes.

Don Felipe estuvo en dos ocasiones como príncipe en el Consejo de Estado, en 1990, como estudiante universitario, y en 2000, pero no lo había hecho hasta ahora como jefe de Estado.

En su visita al máximo órgano consultivo del Gobierno, ha estado acompañado por la vicepresidenta primera del Ejecutivo, Carmen Calvo, y por la presidenta de la institución, María Teresa Fernández de la Vega, quien ha rechazado "la crispación y el sectarismo" y ha defendido el diálogo ante la falta de acuerdo entre los partidos.

El monarca ha mantenido primero un encuentro privado con los miembros de la Comisión Permanente y, posteriormente, ha presidido una sesión plenaria solemne.

"Quiero subrayar la fundamental contribución del Consejo de Estado a España como el Estado social y democrático de derecho que proclama nuestra Constitución. En su dedicación y saber para hacerlo efectivo, para perfeccionarlo siempre", ha subrayado don Felipe.

A su juicio, la institución que creó Carlos I en 1526 tiene en la actualidad un papel "irremplazable" a la hora de velar por la Constitución y el marco legal en su asesoramiento al Gobierno y a otras administraciones al expresar su postura sobre cualquier asunto público.

Ha recordado que el Consejo de Estado "no decide nunca", pero "por su independencia y competencia, tiene la autoridad que se corresponde con su alta función".

A finales de enero, uno de los dictámenes de la institución, el relativo al decreto del Gobierno sobre los fondos europeos, se vio envuelto en la polémica porque el PP denunció que el Ejecutivo lo ocultó cuando se convalidó en el Congreso a finales de enero.

Semanas después, se divulgó su contenido, en el que se hacían algunas objeciones sobre la falta de control del decreto.

A pesar de que sólo en contadas veces sus informes son vinculantes, Felipe VI ha insistido en que la opinión del Consejo de Estado genera doctrina y "siempre es de gran utilidad y de un extraordinario valor" al dar "seguridad jurídica a los ciudadanos y orientación a los gobernantes".

El monarca ha agradecido a los consejeros, letrados y funcionarios su "competencia y rigor" y les ha animado a "no cejar en su exigente tarea y en su responsabilidad al servicio de España".

En su intervención, Felipe VI no ha hecho ninguna alusión a asuntos de actualidad, después de que el candidato de Unidas Podemos a la Comunidad de Madrid, Pablo Iglesias, le criticara ayer, domingo, por no haber dicho "una sola palabra condenando la violencia fascista" ante las amenazas de muerte recibidas en los últimos días por varios cargos políticos, entre ellos, él mismo o el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.

Sí se ha referido al actual ambiente político Fernández de la Vega, quien ha hecho un alegato a favor del entendimiento y en contra de "la crispación y el sectarismo".

"Es importante cultivar la capacidad para dialogar y llegar a acuerdos en pro del interés general. Las democracias operan si hay colaboración y encuentro. Desde las instituciones, debemos y tenemos la obligación ética y moral de facilitar y llegar a compromisos en defensa e interés del bien común", ha sostenido la exvicepresidenta del Gobierno con José Luis Rodríguez Zapatero.

En alusión a la falta de acuerdo entre los partidos, Fernández de la Vega ha asegurado que en el Consejo de Estado se escucha al que "tiene una opinión diferente e, incluso, divergente", y se aborda el debate con "la mente abierta para cambiar la posición si los argumentos de los interlocutores son lo suficientemente convincentes".

En la institución, ha proseguido, se actúa "en beneficio de la sociedad, con espíritu de servicio público y sin partidismos".

"Con determinación de no permitir que nos ensordezca el ruido o se quiebre la calma y el sosiego necesarios", ha añadido Fernández de la Vega.

También ha tomado la palabra el consejero permanente y presidente de la Sección Primera, Miguel Rodríguez y Herrero de Miñón, quien ha elogiado a la Corona por haber sido un "símbolo eficaz" del Estado desde la Transición.

(c) Agencia EFE