Juan Carlos no aprende: el Rey emérito se pega un tiro en el pie con sus amistades

·3 min de lectura
El rey Juan Carlos se dejó ver diciembre en un torneo de exhibición de tenis celebrado en Abu Dabi para ver jugar al tenista Rafa Nadal. (Photo by Giuseppe CACACE / AFP) (Photo by GIUSEPPE CACACE/AFP via Getty Images)
El rey Juan Carlos se dejó ver diciembre en un torneo de exhibición de tenis celebrado en Abu Dabi para ver jugar al tenista Rafa Nadal. (Photo by Giuseppe CACACE / AFP) (Photo by GIUSEPPE CACACE/AFP via Getty Images)

Al final, Juan Carlos I no se comió el turrón en España. Pero la sombra de su posible regreso al país -del que huyó presionado por la larga lista de implicaciones en corruptelas de diversa índole- sigue siendo muy alargada. Y la cosa no tiene pinta de mejorar, porque el emérito se acaba de pegar un tiro en el pie.

Como decimos, llevamos semanas escuchando hablar de su regreso a España. Hay demasiados intereses en juego y es raro el día en el que no se viraliza algún tipo de información al respecto con la intención de ir preparando a la opinión pública para calmar el debate. Que si cabe la posibilidad de que el emérito en La Granja de San Ildefonso para no entorpecer a la Casa Real que dirige ahora su hijo, Felipe VI. Que si algunas amistades le están tratando de convencer de que Portugal puede ser un buen destino intermedio para ir preparando el terreno...

Pero después de tantos esfuerzos, vemos que quien menos interés está poniendo en mejorar su imagen pública es él mismo. Ya que no solo no ha espantado todas las sospechas que se ciernen sobre él, sino que está sumando nuevos capítulos al culebrón al elegir como una de sus amistades en Abu Dabi a un mercader de armas con orden de arresto internacional.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Así es. Interpol ha pedido a Emiratos Árabes que detenga de manera inmediata a Abdul Rahman El Assir, amigo y acompañante habitual del rey emérito en ese país, tal y como desvela hoy el diario El País. No es nada nuevo, porque hay una larga lista de empresarios y banqueros, que en muchos casos acabaron envueltos en asuntos turbios -e incluso pisando la cárcel- formaron parte del círculo más íntimo del monarca en décadas pasadas.

Con el Assir también le une una amistad trabada en los ochenta cuando, según recogen las hemerotecas, el mercader “monopolizó virtualmente la intermediación de las exportaciones españolas de material militar”. Y ahora les une la necesidad de desaparecer por un tiempo de la primera plana. El Assir tuvo que hacer las maletas en 2018 para intentar no ser localizado ni en España ni en Francia.

En nuestro país por un juicio con Hacienda a cuenta de un fraude millonario en el que se le condenó a 8 años de cárcel, el pago de 90 millones de euros multa así como una indemnización a Hacienda de otros 14 millones.

Y en el país galo por estar condenado en rebeldía por el 'Karachigate', un escándalo de corrupción y venta de armas en Pakistán que conllevaría un delito financiero y contra la propiedad.

Pero ojo que hay más. En Suiza también se le reclaman 2,2 millones de euros en impuestos.

Este es el perfil del amigo que más horas ha pasado en los últimos tiempos con Juan Carlos en Abu Dabi, aunque las fotos que más han trascendido son las de Rafa Nadal con motivo de su participación en un torneo de exhibición.

En vídeo | Los 'Papeles de Pandora' salpican a Corinna Larsen y al rey emérito Juan Carlos I

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente