El rey Juan Carlos se acerca al punto de no retorno

·4 min de lectura
El rey Juan Carlos saluda al entrar en su automóvil tras asistir a la misa del Domingo de Resurrección, el 1 de abril de 2018 en la catedral de Palma de Mallorca (España)
El rey Juan Carlos saluda al entrar en su automóvil tras asistir a la misa del Domingo de Resurrección, el 1 de abril de 2018 en la catedral de Palma de Mallorca (España)

Este 3 de agosto se cumple un año desde que el rey emérito abandonara su patria con nocturnidad y secretismo. Intentando despistar a todo el mundo con un plan de vuelo oculto después de haber desperdigado pistas falsas que apuntaban a que se instalaría en la República Dominicana... Juan Carlos I logró evitar los focos de la prensa, y días después se descubrió que el lugar en el que había decidido refugiarse era Abu Dabi.

La idea inicial, según figuraba en el comunicado oficial, era la de intentar desvincular al jefe de Estado actual de los escándalos que se habían conocido en 2020. Apartarse durante unos meses hasta que capeara el temporal para, más adelante, intentar regresar. Hubo un tímido intento a final de año, pero nada la segunda parte de su plan sigue sin ejecutarse porque la lista de negocios ocultos del emérito no deja de crecer.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Es decir, puede que a estas alturas del año alguno no se acuerde al detalle de los escándalos que le salpicaron en 2019 y 2020 -y que intentó legalizar pagando más de cinco millones de euros a Hacienda por medio de dos regularizaciones fiscales-. Pero sí que tiene frescos los de los últimos meses. Es raro el trimestre en el que no se conozca una nueva cuenta millonaria en el extranjero a nombre de don Juan Carlos.

E imagínense lo que aún queda por descubrir si, para intentar mantenerlo escondido, ha llegado a presionar de tal manera a su amiga especial Corinna que ésta se ha llegado a querellar contra el monarca por "hostigamiento". Según ha publicado el Financial Times, la excomisionista ha incluido en su escrito de acusación varios delitos entre los que destacan "amenazas", "difamación", "vigilancia y acoso ilegal". Y no es un brindis al sol, puesto que ya ha superado el primer filtro judicial de los tribunales británicos.

Los abogados del emérito van a tener trabajo. Porque, además de las alegaciones que tendrán que presentar para intentar que la demanda de Corinna no prospera o, al menos se diluya, también tienen otros casos pendientes:

  • La comisión de 65 millones de euros por la adjudicación de la construcción del AVE a la Meca.

  • Los gastos de la familia real con cargo a las tarjetas black del un afamado empresario mexicano.

  • Su papel en el laberinto financiero establecido en la Isla de Jersey para el banqueo de capitales y que mantienen en una cuenta al menos de millones de euros.

Los sucesivos pasos dados por la Fiscalía y Agencia Tributaria han ido allanando el terreno al monarca. Pero no son definitivos. No mientras sigan apareciendo indicios. Porque ninguna de las dos se atreve a dar carpetazo al asunto a sabiendas de que, según lo hagan, puedan aparecer más ramificaciones que dejen en evidencia su veredicto.

Y, por si esto fuera poco, hay alguno más al caer. Los socios del Gobierno han vuelto a pedir investigar al rey emérito. Pero ahora por tráfico de armas. Concretamente por el supuesto papel de comisionista en una serie de negocios firmados con países no democráticos.

Todo ello aleja de nuevo al emérito de las regatas de Mallorca o de las cenas en el Club Náutico de Sanxenxo que solía celebrar cada verano. Visto lo visto, las aguas volverán a estar revueltas al menos hasta bien entrado el otoño. Después llegarán las Navidades y su hijo, el Rey Felipe VI, no está por la labor de tener que adaptar su mensaje navideño para amparar o justificar el regreso del mayor comisionista de la historia de España. Así que el calendario se complica para el emérito a la misma velocidad a la que se deteriora su físico. El punto de no retorno parece, cada vez, más cerca.

En vídeo | El rey emérito español Juan Carlos se encuentra en Emiratos Árabes Unidos

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente