El rey y Batet hablarán en el acto del 23F, con Iglesias entre los invitados

Agencia EFE
·3 min de lectura

Madrid, 19 feb (EFE).- El rey y la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, intervendrán en el acto por el 40 aniversario de la intentona golpista del 23F en el Congreso el próximo martes, en el que además del jefe del Gobierno, Pedro Sánchez, están invitados los cuatro vicepresidentes, entre ellos, Pablo Iglesias.

El acto tendrá lugar en el Salón de Pasos Perdidos del Palacio de las Cortes a las 13.00 horas, con los representantes de las altas instituciones del Estado y de los grupos parlamentarios, marcado por los comentarios de Iglesias de que España no es una democracia plena y de la expatriación del rey Juan Carlos, quien fue uno de los actores decisivos para abortar el golpe hace 40 años.

Debido a las restricciones sanitarias, se ha reducido el aforo, por lo que por parte del Gobierno sólo se ha invitado a los cuatro vicepresidentes.

También estarán presentes el presidente del PP, Pablo Casado, como líder de la oposición; de portavoces de los grupos parlamentarios y de los miembros de la Mesa de la Cámara Baja, informa el Congreso en un comunicado.

Representarán a las instituciones la presidenta del Senado, Pilar Llop; el del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas, y el presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes.

La asistencia se completará con Miquel Roca y Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón, los dos únicos padres vivos de la Constitución de 1978.

Batet y Sánchez, junto a los demás poderes del Estado, recibirán a Felipe VI en la Carrera de San Jerónimo y accederán al palacio por la Puerta de los Leones para dirigirse al Salón de Pasos Perdidos.

Según la presidenta del Congreso, la conmemoración del 40 aniversario del 23F tiene como objetivo poner de relieve la "fortaleza" de las instituciones y de la democracia y recordar cómo la sociedad española reaccionó hace 40 años y cómo sigue defendiendo hoy el marco vigente.

El acto, en el que Sánchez no hablará, tiene lugar después de que Iglesias cuestionara hace unos días la calidad democrática de España, a lo que el jefe del Ejecutivo ha replicado este viernes en Mérida que sí es "una democracia plena".

El recuerdo del 23F traerá a la memoria el papel que tuvo el rey Juan Carlos para que fracasara el asalto militar encabezado por Antonio Tejero.

Se daba por hecha la ausencia de Juan Carlos I puesto que permanece en Emiratos Árabes Unidos desde el pasado 3 de agosto por la polémica generada por sus presuntos negocios ocultos en el extranjero, sobre los que está investigando la Fiscalía del Tribunal Supremo.

Unidas Podemos ha defendido que el acto del martes sirva para que Felipe VI lance "un mensaje claro de condena al franquismo" y su compromiso "inequívoco" con la democracia, según el secretario primero de la Mesa del Congreso, Gerardo Pisarello.

Será la primera vez que el rey hable en una conmemoración de la intentona golpista.

En el 30 aniversario, también se celebró un acto en el Congreso, aunque en aquella ocasión se hizo en el hemiciclo sin la presencia del rey Juan Carlos e intervinieron el entonces presidente de la Cámara Baja, José Bono, y quien lo fue en el 23F, Landelino Lavilla.

Bono invitó a los 144 diputados vivos que fueron testigos del golpe en sus escaños.

Juan Carlos I estuvo ese día en el Palacio de la Carrera de San Jerónimo, pero para participar en un almuerzo que congregó a los dirigentes actuales con los principales líderes políticos de entonces y sin que pronunciara ningún discurso.

Entre ellos, Felipe González, Manuel Fraga, Santiago Carrillo o Miguel Roca, además del entonces jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, con quienes el rey se fotografío en la escalinata del Congreso.

(c) Agencia EFE