La mejora de la actividad impulsa al Ibex-35, que sube un 1,2 % en la semana

Agencia EFE
·4 min de lectura

Madrid, 19 feb (EFE).- Los datos positivos de actividad empresarial en febrero, sobre todo en EEUU, han impulsado al Ibex 35, el principal índice de la Bolsa española, que ha avanzado un 1,16 % después de tres sesiones a la baja, ha recuperado el nivel de los 8.100 puntos y se ha apuntado una subida semanal del 1,2 %.

La semana bursátil ha estado marcada por las dudas que ha generado entre los inversores la subida de la rentabilidad de la deuda pública, pero también por los avances en los procesos de vacunación contra el coronavirus.

El Ibex 35 ha sumado 93,5 puntos en la sesión y ha cerrado en 8.151,6. En lo que va de año gana un 0,96 %.

En la jornada de hoy destacan las subidas de IAG (4,72 %), Santander (4,2 %) y Acciona (4,19 %), y los descensos de Grifols (del 1,08 %) y Viscofan (del 0,95 %).

En la semana, los grandes protagonistas han sido Acciona, que ha ganado un 17,3 % animada por el anuncio de que sacará a Bolsa su filial de energías renovables; y Repsol, que ha avanzado un 12 % coincidiendo con la presentación de resultados.

Las mayores caídas semanales han sido para Cellnex (del 4,41 %) y Solaria (del 4,36 %).

En el resto de Europa, Milán ha subido hoy un 0,94 %; París, un 0,79 %; Fráncfort, un 0,77 %; y Londres, un 0,10 %.

En el conjunto de la semana, la evolución ha sido dispar. París ha ganado un 1,23 % y Londres, un 0,52 %, pero Fráncfort se ha dejado un 0,4 % y Milán, un 1,17 %.

En Asia, Tokio ha caído un 0,72 %, pero Hong Kong ha avanzado un 0,16 % y Seúl, un 0,68 %.

En Wall Street, los principales índices (Dow Jones, S&P 500 y Nasdaq) han abierto al alza tras publicarse los índices de gestores de compras (PMI, por sus siglas en inglés) adelantados de febrero, que muestran una recuperación sostenida de la actividad empresarial en EEUU.

Este dato ha compensado la decepción que produjo ayer en los inversores el aumento de las solicitudes de prestaciones por desempleo.

En la zona del euro, el PMI del sector manufacturero mejora, pero el del sector servicios acentúa su contracción por las nuevas medidas de confinamiento adoptadas para hacer frente a la pandemia.

"La atención se ha centrado hoy en el plano macroeconómico. La publicación de los primeros indicadores adelantados de febrero ha mostrado una ligera moderación de la caída de la actividad en la zona del euro, favorecida por la expansión del sector manufacturero", señala Fátima Herranz, de Singular Bank.

En el cómputo semanal han pesado más los avances en los procesos de vacunación y la desaceleración de los contagios.

"Sigue el optimismo en los mercados, sobre todo por el continuo descenso en la tasa de contagios y por la campaña de vacunación", apunta Joaquín Robles, analista de XTB.

En el otro platillo de la balanza, los inversores han mostrado preocupación por el repunte en el interés exigido a los bonos soberanos, una evolución que los analistas atribuyen a las mejores expectativas de recuperación y al temor a una mayor inflación.

"El principal temor a mitad de semana ha sido la presión que está ejerciendo la inflación. El bono estadounidense a diez años superó el 1,3 %, el nivel más alto en los últimos trece meses", explica Robles.

En el mercado petrolero, los precios bajan después de las subidas que la ola de frío en EEUU y Rusia y las tensiones en Oriente Medio habían provocado durante los últimos días.

El Brent, el crudo de referencia en Europa, cae un 2 % y ronda los 62,6 dólares por barril, mientras que el West Texas Intermediate (WTI), referente en EEUU, se deja un 2,5 % y se sitúa en torno a los 59 dólares por barril.

El precio del oro se recupera después de los descensos causados por el repunte de la rentabilidad de los bonos y supera los 1.777 dólares por onza.

En el mercado de divisas, el euro gana terreno respecto al dólar y se cambia a 1,211 unidades.

En el mercado de deuda, la rentabilidad del bono español a diez años, el de referencia, cede ligeramente, hasta el 0,322 %, mientras que la prima de riesgo (diferencia con el bono alemán del mismo plazo) cae hasta los 62,4 puntos básicos.

(c) Agencia EFE