Resuelto el misterio de la esquela de 'La Vanguardia' que se hizo viral

Hace unos días, una esquela publicada en La Vanguardia se hizo viral por el mensaje que contenía y que dejaba en quien la leía cierta sensación de desapego para con el fallecido por parte de sus familiares. Ahora, un programa de la emisora RAC1 ha desvelado la historia que hay detrás de la esquela y que en realidad esta fue cosa del propio difunto.

El protagonista de esta singular historia es Emilio Miró Paniello, hijo de Pilar y Emilio que falleció a los 77 años en Barcelona. El pasado 8 de febrero apareció una esquela en la página de La Vanguardia destinada a comunicar su muerte y los datos sobre el funeral que rápidamente empezó a ser compartida y comentada en redes sociales dado lo singular del texto.

Había dos versiones, una esctira en castellano y otra, en catalán. En la primera, además de lo típico, se podía leer la frase: “Ha dejado este mundo sin haber aportado nada de interés. Creyente en un Dios que espero que exista”. En la segunda, una liguera variación: “Ha muerto sin haber modificado demasiado en mundo que le rodeaba”.

Ambas frases despertaron el interés del periodista Alberto Om, director del programa Islàndia de RAC1, que, dado que en la esquela venían los datos del funeral, decidió acercarse al tanatorio para averiguar a qué se debían esas dos frases que tanto desapego demostraban.

Lo que descubrió al hablar con los familiares es que en realidad ellos no habían tenido nada que ver con el contenido de la comentada esquela y que fue cosa del difunto. “La esquela forma parte de un testamento vital que dejó y lo descubrimos después de su muerte. La frase es literal y por lo demás pidió que en la publicación figurase lo habitual”, le reconocieron los allegados de Emilio.

¿Por qué poner eso? Un misterio sin resolver, pero quienes le conocieron en vida asegura que era un hombre muy culto y modesto y que “la esquela cuadra con su forma de ser”. Desde luego, por mucho que diga lo que dice el texto, lo cierto es que al final dejó huella, impresa y virtual.

El último adiós en una esquela: “Deja este mundo sin haber aportado nada de interés”. (Foto: Yahoo Noticias)