Los restauradores del Congreso arreglan en Brasil los destrozos de los partidarios de Bolsonaro

El destrozo de decenas de objetos de valor en el Museo del Congreso de Brasil llevó a los partidarios de Bolsonaro apenas unos minutos, pero restaurarlos llevará semanas, e incluso meses. Los restauradores trabajan para tratar de devolver a estas reliquias su viejo esplendor

Los asaltantes no se limitaron a saquear los edificios del Gobierno, también dañaron cuadros, esculturas e incluso sillas como en la que trabaja Felix Randall, maestro del Museo: "Llegó en un estado muy deteriorado”, explica. “Ahora ya tiene mucho mejor aspecto, pero sigue estando muy dañada. Tiene las patas y los apoyabrazos rotos: los dos apoyabrazos, las dos patas y el lateral del respaldo".

Las obras de restauración son solo una de las consecuencias que tuvo el asalto a las instituciones democráticas de Brasil por parte de los partidarios del expresidente Jair Bolsonaro el pasado 8 de enero. Ajenos al barullo exterior, estos trabajadores restauran los símbolos de la democracia en Brasil.