La respuesta de Cayetana Álvarez de Toledo tras negarse a usar pinganillo en la televisión catalana

·2 min de lectura

La diputada y exportavoz del Partido Popular en el Congreso de los Diputados, Cayetana Álvarez de Toledo, está en plena promoción de su nuevo libro, Políticamente indeseable. Con este motivo acudió al programa FAQS de la televisión autonómica catalana TV3, donde ha levantado polémica antes incluso de comenzar la entrevista.

“Ustedes han decidido que esta entrevista se desarrolle en catalán, me han llamado muy amablemente del programa para preguntarme si quería utilizar un pinganillo”, comenzó Álvarez de Toledo.

“Yo he explicado que no quería un pinganillo, yo espero entender prácticamente todo lo que usted me diga, quizás haya alguna cosa que no, pero que no utilizaría un pinganillo porque entre españoles no utilizamos pinganillos, que eso es como dar a entender que somos extranjeros entre nosotros o que el castellano es una lengua extranjera en Cataluña”, señaló la diputada del PP.

De esta forma continuó Álvarez de Toledo durante casi un minutos y cuarenta segundos, según ha publicado ella misma este domingo en su cuenta de Twitter. El vídeo del momento que ha subido a la red social del pájaro azul ha acumulado a lo largo del día más de 15.000 me gusta y miles de compartido.

“El castellano es no solamente la lengua común, que nos permite a personas como usted, como yo, como a todos los catalanes, todos los españoles, incluso más allá de España, comunicarnos entre nosotros, sino que, en este caso, además, es la lengua mayoritaria de Cataluña. Y por eso no he querido utilizar un pinganillo”, siguió afirmando.

Cuando parecía que había acabado con el tema, la diputada remarcó que había “una consideración más”. “Cuando tenemos una lengua común tenemos la posibilidad de comunicarnos de manera más fluida en la lengua común, pues también es un gesto de cordialidad utilizarla. Pero es verdad que el nacionalismo tiene una difícil relación con la cordialidad. Incluso llega a ser muchas veces incompatible con la cordialidad”, afirmó.

De vuelta con el tema del pinganillo, Álvarez de Toledo comentó que “es un símbolo muy importante porque es un símbolo de extranjería”. “Los utilizamos, los pinganillos en general, para entendernos con personas con las que no tenemos una lengua común. La maravilla de España, y de mucho más allá de España, tenemos una lengua que comparten 500 millones de personas, es que podemos comunicarnos entre nosotros y, de hecho, la civilización es un proceso de comunicación y encuentro con los demás”.

“Las lenguas no deben ser utilizadas para levantar fronteras entre personas, y mucho menos entre compatriotas. Que usted y yo lo somos”, concluyó así la diputada con su alegato.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente