Rescatistas redoblan esfuerzos para salvar a 21 mineros en China

·1 min de lectura
Dos miembros de un equipo de rescate desplegado en una mina de oro de Qixia, en el este de China, donde 22 trabajadores quedaron atrapados tras una explosión

Los rescatistas perforaban el suelo este jueves en China, con la esperanza de salvar a 21 mineros que llevan atrapados bajo tierra más de diez días, indicaron medios estatales.

En total, 22 trabajadores de una mina de oro de Qixia, en la provincia de Shandong (este), se quedaron atrapados a varios centenares de metros de profundidad, a raíz de una explosión ocurrida el 10 de enero.

Dese entonces, los rescatistas han logrado ponerse en contacto con un grupo formado por 11 hombres, atrapados a unos 580 metros bajo tierra, aunque uno de ellos murió a causa de la deflagración, informó el miércoles al televisión pública CCTV.

Se han perforado dos conductos por los que les están haciendo llegar comida, medicinas, teléfonos y productos de primera necesidad; y se está ampliando un pozo que en principio servirá para la evacuación, según la cadena.

Se desconoce en qué estado se encuentran los otros 11 trabajadores. Además, la crecida de las aguas subterráneas preocupa a los socorristas.

"Se dejaron caer detectores de presencia y soluciones nutritivas en otras secciones para detectar a los mineros de los que no tenemos noticias. Pero no se ha detectado ninguna señal de vida", indicó la agencia Xinhua.

El accidente no se hizo público hasta un día después de que ocurriera, un retraso que conllevó la destitución de dos responsables de Qixia, el jefe local del Partido Comunista y el alcalde.

Los accidentes mineros son frecuentes en China, por las precarias medidas de seguridad y el habitual incumplimiento de las normas.

En diciembre, 23 mineros murieron en una excavación de carbón en Chongqing (suroeste).

lxc/ehl/bar/jhd/jvb/es