Rescatan a un perro que se había quedado pegado al hielo en mitad de la calle por las bajas temperaturas de Siberia

Las gélidas temperaturas siberianas han provocado una dramática historia que afortunadamente ha tenido un final feliz. Un perro callejero quedó atrapado entre el hielo en mitad de la calle de la localidad de Churapcha debido a valores de 54 grados bajo cero que le llevaron a un estado de hipotermia. El animal se quejaba desesperadamente con la intención de que sus alaridos fuesen escuchados por alguien que pudiese rescatarlo.

Y surtió efecto. La cocinera de un hospital de este municipio, que se encuentra al este del país y a unos 8.000 kilómetros de Moscú, se percató de los gemidos del perro y trató de liberarlo. Al ver que por si sola no podía lograrlo, pidió ayuda a los miembros de un club automovilístico que se personaron en el lugar con palancas y pinchos para romper el hielo.

Los hombres, no sin esfuerzo, lograron rescatar al animal y lo llevaron a un veterinario de la zona para que evaluara su estado de salud. Como era previsible, el hielo produjo algunas quemaduras y lesiones al can, al que hubo que vendar las patas, pero sin mayores consecuencias. Afortunadamente su evolución es positiva.

Por suerte, no solo esquivó la muerte, sino que ha encontrado un hogar en el que vivir, ya que la cocinera que escuchó sus lamentos ha decidido adoptarlo. Sin duda, un gran gesto que agradecerá el perro tras haber padecido penurias en los últimos tiempos durante el invierno más frío de los últimos 15 años en la región de Yakutia, considerada la región con las temperaturas más bajas del mundo habitada durante todo el año de forma permanente.