Rescatan a seis cubanas víctimas de trata y prostitución en Miami

Edificios en Miami, sureste de Estados Unidos, el 5 de septiembre de 2016

Autoridades rescataron a seis mujeres cubanas que llegaron a Miami con la promesa de un trabajo como bailarinas y que en cambio fueron obligadas a prostituirse, de acuerdo a documentos judiciales.

Silvio Clark Morales, de 31 años, contactó a sus víctimas -la mayoría a través de Facebook- para asegurarles un trabajo como "strippers" en Miami, sureste de Florida, según los papeles judiciales obtenidos por la AFP este jueves.

Las seis jóvenes de entre 20 y 25 años fueron entonces transportadas desde Cuba hasta Miami a través de la frontera mexicana, un peligroso viaje para el que se endeudaron por 20.000 dólares cada una, pagaderos a 100 dólares diarios.

Después de contactarlas y pedirles fotografías, Morales las buscó separadamente en Cuba y las llevó en bote a Cancún, México, desde donde cruzaron la frontera estadounidense a la altura de Texas en automóvil.

Una de ellas en cambio había abandonado Cuba por su cuenta vía Ecuador y coordinó el traslado con Morales cuando estaba en Honduras.

Pero cuando las jóvenes llegaron a Miami, Morales aumentó su deuda a 55.000 dólares y las forzó a prostituirse, amenazándolas con tomar represalias contra sus familiares en Cuba si se negaban.

Una de las jóvenes, identificada como "Víctima 2", de 20 años, "intentó abandonar a Morales en numerosas ocasiones, pero volvió contra sus deseos porque Morales la llamó y le dijo que enviaría matones con machetes a la casa de su madre en Cuba", declaró el agente William D. Viteri, del Departamento de Seguridad Interior, quien investigó el caso.

"La madre de la Víctima 2 informó a su hija que había sido en efecto amenazada", añadió el agente.

Los hechos ocurrieron entre febrero y septiembre de este año.

Morales fue acusado, entre otros cargos, de tráfico sexual forzoso, fraude, coerción e importación de extranjeros a fines de prostituirlos, de acuerdo con la inculpación del 27 de septiembre ante el tribunal federal del distrito sur de Florida cuyo contenido fue divulgado esta semana.

El 6 de septiembre, dos de las jóvenes reportaron los hechos a la policía del condado de Miami-Dade. Ese mismo día el hombre fue detenido y 9.000 dólares que tenía consigo, confiscados.

El juicio comenzará el 28 de noviembre ante un juez federal de Miami. De ser hallado culpable, Morales puede ser condenado a cadena perpetua.

Esto ocurre en momentos en que una oleada de inmigrantes cubanos intentan llegar a Estados Unidos, temerosos de perder los beneficios migratorios de los que gozan tras el restablecimiento de las relaciones entre La Habana y Washington.