Rescata a su gato de caerse por el patio de luces de forma in extremis

Susana es una usuaria de TikTok acostumbrada a las gamberradas de su gato Thor, que suele compartir en su cuenta. Sin embargo, lo que parecía una trastada más, con el animal aventurándose a una pequeña excursión por el patio de luces, se convierte pronto en un agónico rescate cuando Thor pierde el equilibrio y está a punto de caer al vacío.

En el primero de los dos vídeos subidos del momento, se ve al gato en medio del patio interior, aguantando el equilibrio con las patas apoyadas en las finas cuerdas de tender. La mujer está grabando desde la ventana, y no da crédito al lugar al que ha llegado el animal. “¿Cómo has llegado aquí?”, “¿Y ahora qué? ¡No llego a buscarte!”, se escucha decir a Susana.

La mascota trata de recular en varias ocasiones, y no deja de mirar en todas direcciones sin saber hacia dónde dirigirse. La situación, aunque tensa, parece controlada hasta que, en uno de esos movimientos, pierde el equilibrio y resbala con sus patas traseras, aunque logra frenar la caída y mantenerse aferrado a las cuerdas con las patas delanteras.

La dueña del gato se lleva un buen susto, y tras soltar un improperio y perder de vista en la grabación al animal, vuelve a enfocarlo y trata de calmarlo y ayudarle. “Aguanta”, le pide, al tiempo que intenta que el gato se acerque a ella para poder cogerlo y llevarlo de vuelta al interior de la casa.

En el segundo vídeo, Susana deja el móvil apoyado y grabando, aunque tapa la imagen con los brazos, que alarga en su intento de rescatar a Thor. Tras unos eternos segundos en los que solo podemos intuir lo que pasa por su voz: “¡No llego a por ti, que no llego!”, “Ven. Te vas a caer”, la mujer logra agarrarlo y ponerlo a salvo.

Ya en el interior de la casa, deja a Thor sobre la cama, donde se queda tranquilamente. “¿Qué? Como si la cosa no fuese contigo”, le reprocha Susana, reponiéndose del susto. En apenas un día la escena ha sido vista por 225.000 usuarios.

En la mayoría de vídeos de Thor, queda claro su carácter travieso, ya que son habituales las imágenes en que rompe algo de la casa o llega con saltos sorprendentes a cualquier lugar, lo que ya había obligado a Susana a tenerlo que rescatar de algún alto. “THOR… MENTOOOO”, se reía la propia mujer al compartir alguna de estas pillerías.