Repunte covid y adelanto sorpresa de la epidemia de gripe: “Este año van de la mano”

Hospital Universitario de Bellvitge en Barcelona, en una imagen de enero de 2022.
Hospital Universitario de Bellvitge en Barcelona, en una imagen de enero de 2022.

Hospital Universitario de Bellvitge en Barcelona, en una imagen de enero de 2022.

Puede que no se hable ya casi de ello, pero sigue estando ahí. Se llama covid y su incidencia está subiendo en las últimas semanas. Los expertos contaban con este repunte; lo que no esperaban, según reconocen, es que se adelantara la temporada de gripe, como ha ocurrido, y que prácticamente se solaparan ambos picos epidémicos. 

Según los datos de Sanidad del 21 de octubre, la incidencia global de infecciones respiratorias agudas se sitúa en 533 casos por 100.000 habitantes, una tasa elevada para la época, aunque menor que la registrada a principios de mes, cuando se notificaron 609 casos de estas infecciones por 100.000 habitantes. En ese momento, Sanidad advertía cómo persistía el “aumento en la incidencia de gripe en Atención Primaria, principalmente en menores de 15 años” y crecía la circulación de virus respiratorio sincitial (VRS).

Si tomamos los últimos datos covid –centrados en población mayor de 60 años–, vemos un incremento en la incidencia y en las tasas de hospitalización con respecto a las últimas semanas. Mientras que a finales de septiembre la incidencia acumulada se situaba en 150 casos por 100.000 habitantes a 14 días, ahora esta alcanza los 221, con diferencias notables entre las comunidades autónomas, sobre todo entre el norte –donde, en general, comienza antes el repunte– y el sur. Las hospitalizaciones por covid también han subido, pasando de una tasa nacional de ocupación por covid de 4,8 por 100.000 habitantes a finales de septiembre a los 7 pacientes por 100.000 habitantes actuales.

Este año la gripe y la covid van de la mano: “Es un poco raro”

Para el epidemiólogo Pedro Gullón, esta subida de casos de coronavirus “era previsible”, teniendo en cuenta las dinámicas de las ondas epidémicas en los dos últimos años. “Lo peor” –admite Gullón– es que “está coincidiendo ese aumento con el adelanto de la gripe, lo cual es un poco raro”.

Así lo constata también Manuel Franco, portavoz de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS): “Efectivamente, este año la gripe y la covid van de la mano”. 

Si bien los expertos reconocen su sorpresa al ver que los casos de infecciones respiratorias agudas –entre ellas la gripe– comenzaban a subir ya a mediados de septiembre, esta anomalía se está produciendo en la mayoría de países esta temporada, hasta el punto de que en Estados Unidos la han bautizado como ‘tripledemia’, por la combinación de las epidemias de gripe, covid y VRS.

Lo peor es que está coincidiendo el aumento de covid con el adelanto de la gripe, lo cual es un poco raro

En el hemisferio sur, que sirve como referencia de avanzadilla para el norte para estimar cómo será la temporada de virus estacionales, la epidemia de gripe también se adelantó unas semanas, aunque “no parece que fuera especialmente grave”, apunta Gullón. “Lo esperable es que en España pase algo similar”, añade.

La ‘tripledemia’ y la incidencia en niños

En Estados Unidos hay, por lo pronto, cierta inquietud. Un artículo publicado hace unos días por The New York Times se hacía eco de que los hospitales pediátricos de varios Estados estaban comenzando a saturarse por la atención a niños con virus respiratorio sincitial, rinovirus y enterovirus. 

En España, la población de 0 a 4 años es actualmente la más afectada por infecciones respiratorias agudas, según el sistema de vigilancia de Sanidad. Sin embargo, mientras que en la última semana los casos de infecciones están bajando entre los más jóvenes, se han disparado en el grupo de edad de mayores de 65 años. 

De acuerdo con el epidemiólogo Manuel Franco, este incremento entre los más mayores –y más vulnerables– se debe a que “no nos ha dado tiempo a vacunar” frente a la gripe. La campaña de vacunación comenzó en España hace apenas unos días, cuando las infecciones respiratorias ya circulaban ampliamente.

Algunos expertos sostienen que la fuerza de la gripe esta temporada se explica también por la teoría de la deuda inmunitaria, según la cual el hecho de haber estado protegidos y relativamente aislados de los virus estacionales desde 2020 gracias a las medidas contra la covid ahora hace que la población esté más expuesta y vulnerable. 

Qué hacer ante el crecimiento de virus

Teorías aparte, sigue habiendo medidas y herramientas para protegerse lo mejor posible, desde la mascarilla –sobre todo en entornos con personas vulnerables– hasta las vacunas, tanto de covid como frente a la gripe (aquí se pueden consultar los grupos de población diana para la vacunación antigripal). 

El mejor indicador de la situación epidemiológica se encuentra ahora en la Atención Primaria, donde los últimos informes de Sanidad ya revelaban un aumento de la presión. A Gullón le “preocupa” que esta ‘doble epidemia’ “pueda ser en algún momento grave para los servicios asistenciales, que atienden catarros, gestionan las bajas, y esto puede saturarlos mucho”. 

Manuel Franco reconoce también cierta inquietud, tanto en los expertos como en gente de a pie, “sobre todo los mayores, que todavía usan mascarilla en interiores y se mosquean si alguien tose cerca”, ilustra. Y sin embargo, no deja de sorprender que estemos ya inmersos en la temporada de virus invernales cuando en algunas comunidades todavía no se ha ido el verano, aunque ese es otro problema. “Una locura”, resume Franco, antes de despedirse.

Related...