La represión del 15N se pagó con dinero del Club de París, dice el exilio

Miami, 16 nov (EFE).- El líder de la plataforma opositora Asamblea de la Resistencia Cubana, Orlando Gutiérrez, dijo este martes que "la represión de ayer (lunes) en Cuba la pagó el Club de París", por lo que pidió a Europa que deje de "regalar dinero" al régimen cubano.

Gutiérrez ofreció una rueda de prensa junto a los eurodiputados Hermann Terscht y Carlo Fidanza, de los partidos ultraconservadores Vox y Fratelli d'Italia, respectivamente, y el diputado español Víctor González Coello de Portugal, también de Vox.

Los tres asistieron este lunes en Miami a los actos en apoyo de la Marcha Cívica por el Cambio (15N) convocada en Cuba por el grupo Archipiélago, cuya realización fue impedida por el Gobierno cubano mediante detenciones o retenciones en sus propias casas de los principales líderes del 15N y opositores destacados.

Aun así, dijo el dirigente del exilio, hubo "expresiones de libertad y protesta" en distintos puntos de Cuba y la noche del lunes se escucharon cacerolazos y aparecieron carteles de apoyo al 15N y el paro nacional en varias ciudades.

"La lucha no va a parar hasta que Cuba sea libre" y el pueblo cubano la va a librar "unido en las dos orillas" (los de Cuba y los de afuera), aseguró.

Para el dirigente opositor, lo importante es que los ojos del mundo estuvieron puestos sobre Cuba y pudieron ver cómo se comporta el régimen con quienes pretenden hacer uso de su derecho constitucional a la protesta pacífica.

Además, dijo Gutiérrez, nunca antes hubo movilizaciones de apoyo a los cubanos que quieren democracia y libertad en todo el mundo, con manifestación en más de 100 países, señaló.

Gutiérrez pidió a los parlamentarios procedentes de Europa que ayuden a que el Club de París, una organización de acreedores oficiales de países con deuda externa, deje de dar aire al Gobierno de Cuba condonando gran parte de los miles de millones de dólares que adeuda.

Al respecto señaló que la militarización y la represión que se vieron este lunes en Cuba fueron pagadas con dinero regalado por democracias occidentales a un país violador de los derechos humanos y aseveró que el exilio cubano va a pedir a EE.UU., miembro del Club de París, que se ocupe de que no se vuelva a perdonar deuda a Cuba.

"Esto hay que pararlo", subrayó.

El eurodiputado Terscht afirmó que el régimen cubano está "al final del camino" y aunque no fue ayer en cualquier momento llegará su final, porque los cubanos han perdido el miedo, "no les creen nada" y van a seguir luchando por su libertad.

En un mensaje a los que gobiernan en Cuba y puedan tener la "tentación" de reforzar la represión para recuperar el terreno perdido, les recordó que eso no funcionó ni en la Alemania Oriental y que "no van a tener la suerte de Fidel (Castro) de morirse en el poder".

Van a tener que rendir cuentas de los crímenes que cometan a partir de ahora más todos los acumulados en más de 60 años, subrayó.

Terscht consideró histórica una resolución en la que en septiembre pasado, por un amplio margen de 426 votos a favor y 146 en contra, el Parlamento Europeo condenó al régimen cubano por la represión a las protestas ciudadanas del pasado 11 de julio.

El texto aprobado exige sanciones individuales contra violadores de derechos humanos en Cuba, a través de la llamada Ley Magnitsky de la Unión Europea.

Terscht dijo que el siguiente paso debe ser suspender la "vergüenza" del acuerdo de cooperación entre la UE y Cuba.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente