La “gota que colmó el vaso” en la decisión de Meghan y Harry de alejarse de la familia real


El príncipe Enrique (d), su esposa Meghan Markle (c) y la reina de Inglaterra Isabel II, en el palacio de Buckingham en Londres, el 10 de julio de 2018

Están saliendo a la luz nuevos detalles sobre la sorprendente decisión que Meghan y Harry tomaron a inicios de este mes de separarse de la familia real.

El duque y la duquesa de Sussex se han enfrentado a una larga lista de críticas incluso antes de que se casaran en 2018, desde el enfoque de la prensa británica (incluidos los ataques racistas) hasta la controversia sobre sus puntos de vista políticos. Aunque es comprensible que la acumulación de tensiones contribuyera a su decisión de alejarse de sus roles como miembros de la realeza y comenzar una vida nueva en Canadá, se ha informado que al final la decisión se redujo a proteger la privacidad de su hijo Archie.

Un reportaje nuevo de TMZ  afirma que, si bien Meghan entendía que estaría sometida a un escrutinio inmenso como miembro de la realeza, el nacimiento de Archie en mayo pasado “complicó” las cosas. Meghan y Harry intentaban mantener a su hijo alejado del público, por eso no lo incluyeron en una sesión fotográfica pública que se hizo tras su nacimiento y mantuvieron en secreto los detalles de su bautizo, pero la prensa británica no estaba contenta con la falta de acceso y los pocos detalles que la pareja divulgaba sobre su hijo.

El príncipe Enrique y su esposa Meghan Markle en una imagen del día que anunciaron su compromiso en 2017

Según la publicación, los “miembros más altos de la realeza” aconsejaron a Meghan y Harry que fueran más “comunicativos” y brindaran más acceso fotográfico a Archie, pero la pareja se negó.

Se sabe que el príncipe Guillermo y Kate Middleton, por ejemplo, publican ocasionalmente fotografías de sus hijos, pero Meghan y Harry decidieron no seguir sus pasos. Sin embargo, como heredero al trono se espera que Guillermo sea un poco más abierto sobre su familia que Harry.

No obstante, “la gota que colmó el vaso” para la pareja fue la crítica persistente que Meghan recibió sobre el bautizo de Archie.

Imagen de la duquesa de Sussex, Meghan Markle. EFE/TOBY MELVILLE/Archivo

“Piensan que, si el público británico no está contribuyendo financieramente, entonces no tienen el mismo derecho a comentar sobre su vida privada”, le dijo una fuente a TMZ.

También parece que el reciente traslado del duque y la duquesa de Sussex a la isla de Vancouver, en Canadá, no ha impedido que la prensa tenga acceso a la pareja y su hijo. Este fin de semana, The Sun publicó fotografías en las que aparecía Meghan caminando con Archie y los dos perros de la familia en un parque público.

Los duques de Sussex, el príncipe Enrique y Meghan Markle. EFE/NEIL HALL/ POOL/Archivo

El miércoles, The New York Times informó que los abogados de la pareja enviaron una carta a los medios de comunicación británicos amenazando con emprender acciones legales por la publicación y compra de las fotos. Según se ha informado, los paparazzi usaron “todos los métodos posibles, incluido el subterfugio” y se escondieron entre los arbustos para capturar las fotos personales. Los fotógrafos están acampando fuera de la casa que han alquilado y algunos incluso han intentado tomar fotos a través de las ventanas.

AOL.COM