Juzgan a un hombre negro en EE. UU. y el jurado delibera en una sala con símbolos confederados: repetirán el juicio

·4 min de lectura

Tim Gilbert es un hombre de color arrestado hace tres años en Murfreesboro, al sureste de Nashville (Estados Unidos), tras una disputa familiar. Unos meses después de su detención, según recuerda la NBC, fue acusado de varios cargos por imprudencia temeraria, posesión ilegal de arma de fuego y resistencia a ser arrestado. Lo condenaron el pasado año y ahora un juez ha considerado que el juicio debe repetirse porque el jurado deliberó sobre su culpabilidad o no culpabilidad en una sala decorada con elementos confederados.

Un juez ha ordenado la repetición del juicio a un hombre negro condenado porque el jurado deliberó en una sala con símbolos confederados. (Foto: Getty Images)
Un juez ha ordenado la repetición del juicio a un hombre negro condenado porque el jurado deliberó en una sala con símbolos confederados. (Foto: Getty Images)

Un gran jurado acusó a Gilbert de los cargos enumerados unos meses después de su arresto y le condenaron en un juicio celebrado en 2020. Sin embargo, este deberá repetirse según el veredicto de otro juez después de apelar los abogados del acusado porque la deliberación del jurado tuvo lugar en una sala financiada por la United Daughters of Confederacy donde cuelga una bandera confederada y un retrato del líder confederado Jefferson Davis, además de otros representantes y una carta enmarcada.

La U.D.C. es una organización formada por mujeres que son descendientes de soldados confederados. Su bandera, que portó uno de los asaltantes al Capitolio en una de las fotos más compartidas de aquel momento, ha sido asociada históricamente al racismo y a la defensa de la esclavitud. De ahí que la corte de apelaciones haya decidido escuchar los argumentos de la defensa y ordenar la repetición del juicio en el fue condenado Girlbert por considerar que el jurado había sido “expuesto a una influencia indebida”.

En su decisión, publicada el viernes y consistente en 31 páginas, también se detalló que los fiscales habían admitido de manera indebida la declaración de un testigo clave en la condena. Tanto el juicio de abril de 2019 como en el celebrado el año pasado se usó la misma sala del Palacio de Justicia del Condado de Giles, mantenida por las Hijas Unidas de la Confederación. En su conclusión el juez James Curwood Witt Jr. ha destacado que no está claro cómo un grupo privado está en posesión de dicha sala desde hace un siglo ni cómo puede figurar su emblema en la puerta desde 2005

Fueron los abogados de Gilbert quienes recurrieron a la corte de apelación argumentando que esta sala “adornada con recuerdos confederados y mantenida por la U.D.C. implicaba que la corte 'suscribe los principios confederados' y que para muchos, 'la confederación y el racismo van de la mano’. 'Los símbolos en esa pared no hacen más que envalentonar' a los miembros del jurado para que actúen con ánimo racial”.

Por su parte, los fiscales alegaron que Gilbert debía haber presentado esta reclamación antes y que la decoración de la sala no había contaminado al jurado en su decisión puesto que había sido absuelto en otro caso anterior en el que también se deliberó en este espacio.

El tribunal de James Curwood Witt Jr. se puso del lado del condenado y ordenó la repetición. Según recoge The Equal Justice Initiative, para llegar a esta conclusión se examinaron los Artículos de Secesión y la Constitución Confederada en busca de los mensajes e ideales que transmite la bandera confederada. El resultado fue que “no solo defendían la esclavitud, sino que la respaldaban plenamente utilizando un lenguaje deshumanizador y racista”.

Además, añade el juez, los documentos fundacionales de la Confederación “establecen que la esclavitud y la subyugación de los negros están indisolublemente entrelazados con la Confederación y sus símbolos y que, por tanto, su bandera” representa “el intento de perpetuar la subyugación de los negros a través de la esclavitud”.

Ante esto, concluye que la presencia de dicha insignia en un palacio de justicia transmite que este tribunal comparte ese mensaje, algo “problemático” en un contexto de juicio penal ya que “se supone que el jurado es la protección fundamental de la vida y la libertad del acusado penal contra los prejuicios de raza o color”.

EN VÍDEO | La Nobel de la Paz Suu Kyi es condenada a cuatro años de prisión en Birmania

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente