La República Checa prolonga el confinamiento hasta el 22 de enero

Agencia EFE
·1 min de lectura

Praga, 7 ene (EFE).- El Gobierno checo ha prorrogado hoy hasta el 22 de enero el cierre de bares y comercios y las restricciones a la movilidad, cuando el país ha registrado 17.668 contagios por covid-19 en las últimas 24 horas, un nuevo récord desde que comenzó la pandemia.

El ministro de Sanidad, Jan Blatný, anunció en rueda de prensa la prolongación del confinamiento, que en principio estaba previsto durara hasta este domingo, después de una reunión del Consejo de Ministros.

La República Checa, uno de los países europeos con los índices de contagios más altos durante la segunda oleada de la pandemia, permitió a mediados de noviembre la reactivación de las clases presenciales, y el 3 de diciembre se reabrieron comercios, bares, restaurantes y lugares de ocio, aunque con estrictas medidas higiénicas, y se revocaron las restricciones al movimiento.

Ante el aumento de los casos, el Gobierno se vio obligado el 14 de diciembre a decretar un nuevo toque de queda, restricciones al movimiento ciudadano, el cierre del comercio no esencial, de los locales de gastronomía y la vuelta a la educación a distancia.

Ese nuevo confinamiento, previsto en principio hasta el 10 de enero, se ha prorrogado ahora dos semanas más, hasta el 22.

El país tiene actualmente el cuarto índice más alto en la Unión Europea de contagios acumulados en las dos últimas semanas por cada 100.000 habitantes, tras Lituania, Eslovenia y Holanda.

Hay un total de 7.143 personas hospitalizadas, el 5,38 % de los positivos activos, y de ellas 1.061 se encuentran en estado grave.

El primer ministro, el populista liberal Andrej Babis, presentó esta semana el plan nacional de vacuna contra la covid, que comenzará para toda la población el 1 de febrero.

(c) Agencia EFE