Renuncia la segunda al mando en Facebook, Sheryl Sandberg, luego de 14 años en la compañía

·3 min de lectura

Sheryl Sandberg, directora de operaciones de Facebook (Meta) y una de las responsables de la consagración de la plataforma como un gigante digital, anunció su desvinculación de la empresa, sin dejar claro si la salida era su decisión o la del líder Mark Zuckerberg.

Una de las ejecutivas más prominentes del mundo de los negocios digitales y la tecnología, la vicepresidenta del gigante Facebook (devenido recientemente en Meta), Sheryl Sandberg, se separó de su cargo de directora de operaciones que desempeñaba desde 2008, cuando llegó procedente de Google.

La segunda al mando después del fundador Mark Zuckerberg, formó parte de las operaciones que transformaron a Facebook de un emprendimiento juvenil a un emporio digital, incluyendo la adquisición de Instagram y WhatsApp, entre otros, pero también estuvo involucrada en varias de las más graves fallas de la plataforma, como el escándalo de Cambridge Analytics, o el uso de la red social para propagar noticias sin verificar o discursos de odio.

Del botón de “me gusta” a la cima del mundo digital

Sandberg llegó a Facebook cuando tenía 38 años, y uno de sus primeros aportes fue el botón de “me gusta” para calificar las publicaciones.

Durante los 14 años de su gestión, lo que fue concebido como una red para conectar a ex compañeros de clases se convirtió en un negocio de más de 100.000 millones de dólares al año, y ganancias cercanas a los 40.000 millones solo el año pasado.

Su salida, anunciada en su perfil en Facebook y confirmada en el de Zuckerberg, parece poner fin a una era y convertirse en el puente definitivo hacia el establecimiento del Metaverso, y un nuevo modelo de negocios.

El hasta ahora director de Crecimiento Javier Olivan, un ejecutivo español, fue promovido a la dirección operativa en lugar de Sandberg, quien conserva su posición en la junta directiva de la organización.

Una figura controversial y poco ortodoxa

Críticos e informantes que en su momento revelaron algunas de las prácticas más controversiales de Facebook coincidieron en relacionar estas con decisiones ejecutivas de Sandberg.

Una de ellas es el uso de los datos de los usuarios, bajo una política de tratamiento que la red ha ido ajustando a medida que han estallado los escándalos, pero que sigue derivando en la misma consecuencia: información sensible y confidencial termina no solo en manos de la industria de la publicidad, sino incluso de socios de negocios de Facebook, como denunció la autora Shoshana Zuboff en su libro La Edad de la Vigilancia del Capitalismo.

Aunque en su momento Sandberg negó en una entrevista con la agencia Reuters que la red hubiera servido de plataforma para planificar e impulsar el asalto al Capitolio, una informante de la empresa, Frances Haugen, reveló que los mismos empleados estaban alarmados de ver que las decisiones ejecutivas hacían poco o nada para frenar el auge del extremismo en sus muros, como se conoce al historial de publicaciones de Facebook.

Sandberg no dejó claro su próximo destino laboral, y aseguró que se enfocará más en su fundación (para promover el papel de la mujer en la industria) y en su “trabajo filantrópico”.

Con AP y Reuters

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente