¿El 'renting' supone realmente un ahorro frente a la compra?

·3 min de lectura
Seat Arona (Photo: VAMOS)
Seat Arona (Photo: VAMOS)

Seat Arona (Photo: VAMOS)

Las matriculaciones de coches nuevos han aumentado un 9,1% respecto a las cifras registradas en agosto de 2021, según ANFAC. Sin embargo, las ventas acumuladas han supuesto un 9,4% menos que en el año anterior, en un mercado ya de por sí más flojo debido a la crisis sanitaria del coronavirus.

Muchos usuarios se preguntan si es rentable realizar un gran desembolso de dinero para adquirir un vehículo que se devalúa con el tiempo. Por esta razón, otras opciones están ganando peso, como son los coches de renting. De hecho, en agosto de 2022 se han matriculado un 27% más de vehículos que en el mismo periodo del año anterior, lo cual supone un 26% del total de las matriculaciones de coches.

Sin embargo, la gran pregunta es si el renting realmente supone un ahorro frente a la compra tradicional de un vehículo. 

Ventajas del ‘renting’ para particulares

El renting permite que, sin hacer un gran desembolso de dinero, se disponga de un vehículo completamente nuevo aunando en una sola cuota mensual el mantenimiento, impuestos, seguro, neumáticos y asistencia en carreteras. Una vez finalizado el contrato, se puede optar a un nuevo vehículo o mantener el mismo.

Además, hay que tener en cuenta que cuando un vehículo abandona el concesionario se devalúa rápidamente con el paso del tiempo por lo que nunca va a ser posible recuperar la inversión dedicada a la compra de un vehículo nuevo.

¿Por qué el renting es más rentable?

Poniendo los números sobre la mesa y analizando ambas opciones para adquirir un coche de gama media en España, es posible conocer dónde está el ahorro respecto a la compra de un vehículo. Vamos, compañía de renting a particulares, pone como referencia las opciones de compra y renting de un Seat Arona, uno de los vehículos más vendidos en el mercado español.

Vamos ofrece el modelo Seat Arona Style XL por una cuota de 327€/mes (60 meses y 10.000 km/año con IVA incluído), donde se incluye el servicio de mantenimiento, seguro a todo riesgo, gestión de multas, cambio de neumáticos y asistencia en carretera. Es decir, al cabo de 5 años, la inversión habrá sido de un total de 19.620€.

Para la compra del mismo vehículo, el precio de venta de partida es de 17.000€. Teniendo en cuenta que este tipo de compras suelen financiarse, según Seat el precio final de la compra a plazos será de 25.349€ teniendo en cuenta los intereses y comisiones. Incluso si se pagase al contado, el precio es de 20.320€, a lo que hay que sumar impuestos de matriculación y circulación, costes de mantenimiento, seguro y cambio de neumáticos anuales además de posibles averías e ITV (a partir del cuarto año). Igualmente, hay que tener en cuenta que es necesaria una entrada de unos 6000€. Al cabo de 5 años, el dinero invertido en el vehículo habrá sido de unos 26.000€ aproximadamente. 

Hay que tener en cuenta que el precio de venta de segunda mano de este coche será muy inferior a esta cantidad que se ha invertido teniendo presente que la vida útil de un coche es de unos 11 años. No obstante, si por trabajo o necesidad es imprescindible disponer de un vehículo, el renting se posiciona como la mejor opción de ahorro a largo plazo.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.