Rendimientos de bonos de EEUU suben tras débil demanda en subasta de deuda a 30 años

Karen Brettell
·2 min de lectura
FOTO DE ARCHIVO: El edificio del Tesoro de Estados Unidos, en Washington.

Por Karen Brettell

NUEVA YORK, 11 feb (Reuters) - Los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos subieron el jueves después de que el Departamento del Tesoro recibió una tibia demanda en una venta de nuevos bonos a 30 años, pero se mantuvieron bajo los máximos de principios de esta semana porque datos de inflación del miércoles decepcionaron a los inversores.

* Los 27.000 millones de dólares en bonos a 30 años se vendieron con un alto rendimiento del 1,933%, alrededor de un punto básico por encima de donde cotizaban antes de la subasta.

* La venta siguió a la fuerte demanda por los 41.000 millones de dólares en bonos a 10 años del miércoles y 58.000 millones de dólares en bonos a tres años del martes.

* "La subasta estuvo definitivamente en el lado débil, especialmente comparada con los tramos a tres y 10 años de principios de semana", dijo Kim Rupert, director gerente de análisis de renta fija global de Action Economics en San Francisco.

* El retorno de los bonos a 30 años subió a 1,948%, tras haberse negociado en 1,898%; el lunes había superado brevemente el 2% por primera vez en un año.

* Los rendimientos de referencia a 10 años subieron a 1,160%, por debajo del máximo de 11 meses del 1,200% alcanzado el lunes, pero tras haber cotizado en la sesión en 1,132%.

* Los rendimientos había caído el miércoles después de que datos mostraron que el índice subyacente de precios al consumo, que excluye los alimentos y la energía, se mantuvo sin cambios en enero, incumpliendo las expectativas de los economistas de un aumento del 0,2%.

* Los inversores han apostado a que la inflación aumente a medida que la economía vuelva a la normalidad y que el gobierno estadounidense prepare nuevos estímulos fiscales.

* "El IPC de ayer (miércoles) quitó un poco de fuelle a las operaciones de reflación. Da la sensación de que estamos tratando de encontrar un rango", dijo Justin Lederer, un estratega de tipos de interés de Cantor Fitzgerald en Nueva York.

* Las tasas de inflación implícitas se situaron por última vez en el 2,19%, tras haber subido al 2,22% antes de los datos del IPC del miércoles, el más alto desde 2014. Eso significa que los inversores están poniendo en precio una inflación anual media del 2,19% para los próximos 10 años.

* El siguiente catalizador importante que podría impulsar los rendimientos por encima de sus recientes máximos será el estímulo fiscal estadounidense.

(Editado en español por Javier López de Lérida)