Remedios caseros y poco ortodoxos contra el coronavirus

Con las farmacias bajo mínimos o directamente sin existencias de mascarillas, guantes y líquidos desinfectantes, a los ciudadanos chinos no les ha quedado más remedio que tirar de ingenio y de lo que tienen más a mano para protegerse del coronavirus. El brote surgido en diciembre en Wuhan no frena su escalada y tras semanas de aislamiento y medidas desesperadas como destruir el dinero contaminado, hay gente que intenta evitar el contagio como puede. Aunque esos remedios caseros sean de dudosa eficacia.

En El Confidencial han recopilado algunos de esos inventos contra el virus que han surgido en plena desesperación y que ven la luz gracias a las redes sociales. Así, por ejemplo, el mundo se enteró de que alguien había salido de casa con un disfraz de jirafa con destino a la Universidad Médica del Suroeste, en la provincia de Sichuán. No fue una tarea sencilla realizar las gestiones que debía hacer de esa guisa, como tampoco es seguro que le haya servido para evitar un posible contagio.

El de jirafa es uno de los más populares cuando de disfraces se trata a la hora de establecer una barrera poco ortodoxa contra el coronavirus, pero no el único. Se ha visto a alguien de astronauta en el aeropuerto, a otro de oso paseando por la calle e incluso un hombre usó un traje de tiranosaurio para tira la basura y comprar botellas de agua.

Porque aunque haya ciudades en cuarentena cuyos ciudadanos tienen prohibido salir a la calle, sí pueden hacerlo cuando los víveres y productos de primera necesidad se acaban y no queda otra que reponer existencias. En esas situaciones es cuando se ve a gente que en lugar de trajes y mascarillas reglamentarios, por decirlo así, se pone bolsas de basura, chubasqueros o se fabrica cascos de plástico con garrafas.

Incluso algunas personas protegen también a sus mascotas, principalmente a los perros, con este tipo de inventos y les colocan mascarillas o protecciones en las patas. Se han dado casos también de mascarillas con toallas y hasta con piel de fruta.

Existe otra vertiente de los remedios caseros que tiene más que ver con el contacto directo con superficies potencialmente contaminadas como puede ser el panel del ascensor o el botón de llamada del mismo. Cuentan en El Confidencial que se han visto cajas de pañuelos de usar y tirar en elevadores para que quien los usa coja uno y este ejerza como pantalla al pulsar.

O también quien presiona dichos botones con el pie. No es sencillo, pero con un poco de maña y flexibilidad parece que se consigue. El consejo en estos casos de las autoridades es lavarse las manos con asiduidad y que se desinfecten estas superficies con frecuencia.

Más historias que te pueden interesar:

La escasez de mascarillas, guantes y trajes protectores en China hace que algunos recurran a trucos caseros como envolverse en plástico con bolsas para protegerse contra el coronavirus. (Foto: Kevin Frayer/Getty Images)