Algunos en el Reino Unido, traumatizados por lo que se ha visto en las flores sobre el ataúd de Isabel II

·3 min de lectura
Una imagen de las flores sobre el ataúd de Isabel II. (Photo: EL HUFFPOST)
Una imagen de las flores sobre el ataúd de Isabel II. (Photo: EL HUFFPOST)

Una imagen de las flores sobre el ataúd de Isabel II. (Photo: EL HUFFPOST)

El funeral de Isabel II es una ceremonia medida al milímetro, en el que cada detalle ha sido revisado y preparado a conciencia. Pero hay circunstancias que escapan a todo protocolo.

Y, como ejemplo, una anécdota de la que solo se han dado cuenta los más observadores y que recogen periódicos británicos como The Mirror: una araña se ha colado entre las flores sobre el ataúd de la reina que subía incluso por la tarjeta que había colocado allí Carlos III.

“Quien haya dejado la tarjeta en las flores de la reina no se dio cuenta de la que ahora es la araña más famosa del mundo”, afirmó un usuario en Twitter. Otro añadía: ”¿Alguien más vio la araña en el ataúd de la Reina o solo fui yo?”.

La araña se ha visto en todo el mundo durante la ceremonia e incluso hay quien en Twitter ha escrito en mayúsculas: ”¡No! ¡Una araña en la corona de la reina Isabel!”.

Reino Unido ha dado este lunes el último adiós a la reina Isabel II con un funeral de Estado que ha contado con 2.000 invitados y ha reunido a cientos de representantes de algunos de los principales polos de poder mundial.

Los estrictos protocolos establecidos antes del fallecimiento de Isabel II, que murió el 8 de septiembre en el castillo de Balmoral (Escocia), ya establecían que el funeral debía celebrarse al décimo día, y así ha sido.

La sede del Parlamento ha acogido durante las últimos cuatro jornadas una capilla ardiente por la que han pasado cientos de miles de personas y que ha concluido este lunes, apenas unas horas antes del inicio de un último cortejo fúnebre en presencia del rey, Carlos III, y de otros miembros de la familia real.

El féretro ha entrado a la abadía aupado por miembros de la guardia real y, tras él, lo han hecho el resto de miembros del cortejo. El heredero a la corona, el príncipe Guillermo, ha recorrido el camino hacia el altar al lado de su hijo mayor, Jorge, segundo en la línea de sucesión al trono.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR