Reino Unido: Rishi Sunak y Liz Truss son los dos finalistas para suceder a Boris Johnson

·4 min de lectura
© Tolga Akmen, Daniel Leal, AFP

En la carrera por el puesto de primer ministro, los diputados conservadores de Reino Unido han reducido las opciones a Rishi Sunak, exministro de Economía, y Liz Truss, actual secretaria de Asuntos Exteriores. Los dos candidatos serán sometidos al voto de los miembros del Partido Conservador para definir al reemplazante de Boris Johnson.

Rishi Sunak, exministro de Economía, y Liz Truss, ministra de Asuntos Exteriores, son los dos candidatos que competirán por suceder a Boris Johnson como primer ministro de Reino Unido.

Después de una campaña relámpago, iniciada hace menos de dos semanas tras el anuncio de la dimisión de Johnson el 7 de julio, los diputados conservadores votaron este miércoles por quinta y última vez para elegir a los dos finalistas.

¿Cuál de los dos nominados entrará en Downing Street?

Los cerca de 200.000 afiliados del Partido Conservador tendrán que decidir entre los dos aspirantes en una votación por correo, cuyo resultado se anunciará el próximo 5 de septiembre.

La designación de Sunak y Truss significa que el gobierno británico será o dirigido por primera vez por un hombre no blanco, o por tercera vez por una mujer.

El martes, en una cuarta votación de los diputados conservadores, el exministro de Economía se mantuvo a la cabeza de las intenciones de voto, por delante de la secretaria de Estado de Comercio Internacional, Penny Mordaunt, seguida de cerca por la jefa de la diplomacia.

Sunak, de 42 años y cuya salida del Gobierno a principios de julio contribuyó a precipitar la caída de Boris Johnson, llevaba la delantera desde la primera votación. Pero la competición no está ni mucho menos ganada para este hombre que parece menos popular entre las bases del partido que entre los diputados.

El parlamentario David Davis acusó a Sunak de intentar "reasignar" algunos de sus votos a Liz Truss para eliminar a Penny Mordaunt, a quien veía más difícil de vencer.

Mordaunt, de 49 años, efímera titular de Defensa de la ex primera ministra Theresa May, ocupó el segundo lugar a pesar de su limitada experiencia en el gobierno, e incluso era la favorita según una encuesta de YouGov la semana pasada.

Pero este miércoles, en la última votación legislativa de los 'tories', Truss, de 46 años, logró desbancar a última hora a Mordaunt. El recuento final en la Cámara de los Comunes entregó 137 votos para Sunak, 113 para Truss y 105 para Mordaunt.

Pasar la página de la era Johnson

La campaña estuvo sobre todo marcada por la crisis de confianza y las cuestiones éticas. Todos los candidatos aseguraron querer pasar la página de la era Boris Johnson, que se vio empañada por repetidos escándalos.

Con una inflación que volvió a subir en junio, alcanzando el 9,4%, los aspirantes también debatieron sobre cómo abordar la crisis del coste de la vida que asfixia a los británicos.

Sunak, que confía en su experiencia en el gobierno, promete bajar los impuestos a los británicos cuando la inflación esté controlada. Este convencido partidario del Brexit se ha convertido en el candidato del ala moderada del partido y los leales a Boris Johnson hacen todo lo posible para derrotarlo, ya que lo acusan de haber manipulado la caída de este último y de haber impulsado su salida.

Así, paradójicamente, es Liz Truss, antigua partidaria de la permanencia en la Unión Europea, quien cuenta con el apoyo del ala derecha del partido.

El 25 de julio tendrá lugar un debate entre los dos finalistas, que será transmitido por la BBC.

Johnson en su última aparición en el Parlamento: "Hasta la vista, baby"

En su último turno de preguntas ante el Parlamento como primer ministro británico, Boris Johnson dio la nota al cerrar su intervención con un "hasta la vista, baby" entre los aplausos de los conservadores, haciéndose así eco de la famosa cita de Arnold Schwarzenegger en 'Terminator 2'.

La caída de Johnson, que tuvo que dimitir empujado por su propio bando tras repetidos escándalos y mentiras, fue tan espectacular como lo fue su victoria en 2019.

Sin embargo, al hacer un balance de sus tres años de mandato, el primer ministro aseguró que su misión fue "en gran medida" cumplida y afirmó que dedicará las próximas semanas a "hacer lo que creo que los ciudadanos esperan que haga: avanzar en los temas por los que fuimos elegidos en 2019".

"Estos últimos años han sido el mayor privilegio de mi vida", añadió el primer ministro, de 58 años, que también aprovechó para ofrecer "algunos consejos" a quien le suceda en Downing Street.

"Permanezcan cercanos a los estadounidenses, apoyen a los ucranianos, luchen por la libertad y la democracia en todas partes. Bajen los impuestos y desregulen donde se pueda para hacer de este país el mejor lugar para vivir e invertir", sentenció.

Con AFP y medios locales

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente