Reino Unido ignoró ultimátum de la UE sobre ley que modifica acuerdo de retirada

·2 min de lectura
El negociador de la UE para el Brexit, Michel Barnier, con el portavoz de la Comisión Europea, Daniel Ferrie, después de una conferencia de prensa en Bruselas el 21 de agosto de 2020
El negociador de la UE para el Brexit, Michel Barnier, con el portavoz de la Comisión Europea, Daniel Ferrie, después de una conferencia de prensa en Bruselas el 21 de agosto de 2020

El Reino Unido ignoró el ultimátum de la Unión Europea por su controvertida ley de mercado interno, que modifica aspectos fundamentales del acuerdo del Brexit, y no ha ofrecido "ninguna respuesta", señaló el martes la Comisión Europea.

La ley de mercado interno, impulsada por el gobierno del primer ministro Boris Johnson, modifica unilateralmente detalles del acuerdo de retirada británica del bloque, y por ello la UE conminó a Londres a modificar el texto, bajo amenaza de llevar el caso a justicia.

"Hasta la fecha, no hemos recibido ninguna respuesta del Reino Unido", dijo un vocero de la Comisión Europea, Daniel Ferrie.

Formalmente, la UE había dado al Reino Unido hasta "el fin de octubre" para modificar la controvertida ley o anularla, pero hasta la fecha no ha habido ninguna novedad sobre el tema.

"Por lo tanto, estamos considerando los próximos pasos, incluyendo el envío de una declaración", que constituiría el capítulo siguiente a la advertencia legal que había sido cursada a Londres a inicios de octubre.

La decisión del gobierno británico de impulsar esa ley causó una oleada de críticas en las capitales europeas. De acuerdo con la Comisión Europea, el acuerdo de retirada no era más pasible de negociación o modificaciones, sino que debía ser implementado de forma íntegra.

- Carrera contra el reloj -

El Reino Unido abandonará la unión aduanera y el mercado único el 31 de diciembre, y por eso Londres y Bruselas buscan definir en un acuerdo como será la relación a partir del próximo año.

Esas negociaciones llegaron a inicios de octubre al borde del colapso, aunque las partes acordaron mantener las rondas de conversaciones para hallar una salida negociada.

Cualquier eventual acuerdo aún tendría que ser ratificado por Londres y las 27 capitales de la UE antes del 21 de diciembre, y por ello el tiempo apremia dramáticamente.

En caso que llegue el 1 de enero de 2021 sin un acuerdo, las relaciones comerciales entre Reino Unido y Europa serán pautadas por los criterios de la Organización Mundial de Comercio (OMC), un escenario que todos buscan evitar.

Los dos principales negociadores -el francés Michel Barnier y el británico David Frost- mantenían esta semana reuniones en Bruselas, una capital paralizada por estrictas medidas de seguridad para controlar la propagación de la pandemia de coronavirus.

Además de las divergencias sobre la modificación unilateral del Acuerdo de Retirada, Londres y Bruselas siguen considerablemente lejos de un entendimiento en otros dos asuntos: los derechos de pesca en aguas británicas y las ayudas y subsidios estatales para garantizar acceso al mercado europeo,

"Aún no hemos encontrado una solución al problema de los derechos de pesca", dijo Ferrie a la prensa.

Hay "intensas negociaciones en Bruselas. Estamos trabajando duramente por un acuerdo, y por conseguirlo rápidamente. Pero aún nos falta. Hay mucho trabajo todavía por hacer", dijo el vocero.

ahg/mb