Reinician el procedimiento por la inmunidad de Puigdemont, Comín y Ponsatí

·2 min de lectura
Carles Puigdemont posa frente a la sede de la Comisión Europea flanqueado por Clara Ponsatí y Toni Comín, el 24 de mayo de 2019 en Bruselas
Carles Puigdemont posa frente a la sede de la Comisión Europea flanqueado por Clara Ponsatí y Toni Comín, el 24 de mayo de 2019 en Bruselas

La Comisión de Asuntos Jurídicos del Parlamento Europeo retomó este lunes a puerta cerrada el procedimiento de análisis del pedido de remoción de la inmunidad de los legisladores catalanes Carles Puigdemont, Toni Comín y Clara Ponsatí, que estaba paralizado desde enero.

El titular de la Comisión, el eurodiputado español Adrián Vázquez, anunció que en esa reunión se decidió invitar a los independentistas catalanes Puigdemont, Comín y Ponsatí para audiencias reservadas el 7 de diciembre.

Esas audiencias, dijo Vázquez, "fueron agendadas de forma presencial, de forma que los tres legisladores podrán presentarse con sus abogados, si así lo desean".

Cada uno tendrá 15 minutos para hacer su defensa, indicó. La previsión es que las tres audiencias se realicen de forma secuencial, de forma que cada uno tendrá resguardada su confidencialidad.

Después de las audiencias del 7 de noviembre la comisión procederá a la discusión de un informe final y finalmente se realizaría una votación, todo un proceso en estricta condición de puerta cerrada.

El análisis del suplicatorio cursado por el Tribunal Supremo de España se encontraba paralizado desde inicios de año, porque el procedimiento exige confidencialidad y a raíz de la pandemia muchas actividades del Parlamento se realizan por videoconferencia.

De acuerdo con Vázquez, los servicios jurídicos y tecnológicos del Parlamento permitieron que este lunes se realice la primera reunión para retomar el proceso.

De acuerdo con la normativa, el primero paso previsto es el análisis del informe del ponente del caso, el legislador ultraconservador búlgaro Angel Dzhambazki.

La defensa de los tres eurodiputados catalanes afirma que el Parlamento debería rechazar la demanda de levantar la inmunidad por vicios de procedimiento, ausencia de pruebas y persecución política.

Por esas tres razones, alegan, todo el proceso podría resultar anulado en el Tribunal de Justicia de la UE.

En enero, la justicia de Bélgica ya había suspendido la consideración de un pedido de extradición formulado por las autoridades españolas contra Puigdemont.

ahg/pc