Después de la reina Isabel, ¿qué futuro le depara a la Commonwealth?

·7 min de lectura

Mientras Reino Unido celebra los 70 años de la Reina Isabel en el trono, muchos en Gran Bretaña y en el extranjero cuestionan el futuro de la Commonwealth, un grupo de 54 estados-nación compuesto en gran parte por antiguas colonias británicas que la Reina ha defendido durante su mandato. ¿A qué propósito sirve este club internacional de naciones y qué puede deparar el futuro?

Con raíces en el Imperio Británico, la Commonwealth (o Mancomunidad, en español) en su forma moderna surgió en 1949 con la Declaración de Londres que sentó un precedente de que los estados miembros son "libres e iguales". La membresía no dependía del reconocimiento del monarca británico como jefe de estado. El rey Jorge VI fue el primer líder de la asociación política e Isabel II asumió el cargo en 1952 después de su ascensión al trono.

Sobre la base de la cooperación libre y voluntaria, los 54 miembros representan aproximadamente una cuarta parte de la población mundial y la gran mayoría son antiguas colonias británicas. Estos estados miembros comparten los valores de la democracia y los derechos humanos y defienden los asuntos de la juventud y el medio ambiente, entre otros temas. Participan en una reunión bienal de Jefes de Gobierno, presidida por la Reina, y los Juegos de la Commonwealth, un evento deportivo internacional que tiene lugar cada cuatro años.

"La Commonwealth se creó como una forma alternativa de mantener lazos de amistad voluntaria e interés mutuo entre naciones vinculadas a través del idioma inglés y, en su mayor parte, la relación con Gran Bretaña como excolonias", dice Cindy McCreery, historiadora y profesora de la Universidad de Sidney y especialista en la historia de la familia real británica.

"Uno de sus logros clave es mantener tantos estados diversos: Canadá, Reino Unido, Australia, India, los países del Caribe y las antiguas colonias en África", agregó McCreery. "La Commonwealth también es notable porque algunos estados se han ido y regresado, como Sudáfrica, que dejó la organización bajo el apartheid y regresó voluntariamente".

A lo largo de su mandato, la reina Isabel ha desempeñado un papel crucial en la defensa de la Commonwealth y el mantenimiento de su relevancia.

"La Commonwealth siempre ha sido una prioridad para la Reina, lo cual es una razón clave de por qué todavía sobrevive", explica Craig Prescott, profesor de derecho constitucional de Reino Unido en la Universidad de Bangor.

"Ha visitado países de la Commonwealth a la largo de su reinado hasta hace relativamente poco; su último viaje al extranjero fue a Malta en 2015 para la reunión de Jefes de Gobierno. Siempre ha recordado a la gente la importancia de la Commonwealth, en su discurso de Navidad o en su mensaje del Día de la Commonwealth", añade.

"Isabel ha sido enormemente influyente. Se ha interesado mucho por el liderazgo en las reuniones de Jefes de Gobierno de la Commonwealth, ha intentado arreglar las diferencias entre los líderes y hacer que la gente sienta que es importante que su nación se quede en la Commonwealth", agrega McCreery.

¿Una resaca del pasado colonial o una plataforma útil para los estados más pequeños?

Aunque algunas de las naciones más ricas de la Commonwealth, como Australia, Nueva Zelanda y Canadá, todavía conservan a la Reina como su jefa de Estado, los miembros del Caribe parecen dispuestos a romper con la jerarquía real. Funcionarios de al menos seis países de esa región han indicado que planean destituir a la monarca como su soberana después de Barbados, que se convirtió en la república más nueva de la región a fines de 2021.

El príncipe William y Kate Middleton, el duque y la duquesa de Cambridge, visitaron el Caribe en marzo, en lo que se consideró un intento de persuadir a los países para que no rompieran los lazos con la monarquía. Su visita fue recibida con protestas en Belice y Jamaica, donde la gente pidió una disculpa formal de la realeza por la esclavitud de los africanos y exigió reparaciones.

Sin embargo, incluso cuando los estados más pequeños rechazan la monarquía como símbolo de un pasado colonial al que ya no desean estar atados, mantenerse en la Commonwealth podría verse como una forma de continuar cosechando ciertos beneficios bajo la corona británica.

“Cuando Barbados se convirtió en república, ya no tenía a la Reina como jefa de Estado, pero esto no cambió su relación con la Commonwealth. No veremos países que abandonen la Commonwealth en masa cuando se conviertan en repúblicas”, afirma McCreery.

“Por sí solos, los pequeños estados del Caribe tendrían muy poca influencia en los asuntos internacionales, por lo que el Commonwealth es la vía principal que tienen para obtener una masa crítica. La organización ofrece una forma para que los estados más pequeños se unan y tengan potencialmente más influencia en temas como el cambio climático. Les da una plataforma global para hablar sobre asuntos que les preocupan, encontrar compañeros que comparten experiencias similares y, potencialmente, lograr que miembros más ricos como Australia ayuden en un espíritu de amistad”, subraya.

“Es significativo que 54 naciones se inscribieran. Creo que las naciones sienten que hay algo para ellas y que no es solo una resaca colonial”, sentencia.

¿Qué futuro le espera a la Commonwealth?

Mientras la monarca celebra su jubileo de platino, muchos se preguntan cómo será el futuro de la Commonwealth cuando su líder más fuerte sea sucedida por el príncipe Carlos, quien actualmente es el heredero del trono británico. La alianza ha sido criticada por ser ineficaz, con un historial deficiente en la realización de cambios de política importantes y muchos han sugerido que tal vez haya seguido su curso históricamente.

“El mayor objetivo abierto de la Commonwealth es abordar el cambio climático, ya que es probable que muchos países de la organización sufran mucho debido a sus efectos. La organización realmente podría tener un papel que desempeñar, por ejemplo, apoyando a los países para que se alejen del carbono a cero emisiones netas”, explica Prescott.

“El príncipe Carlos siempre ha mostrado un gran interés en el cambio climático, por lo que esto puede hacerlo atractivo para los miembros de la Commonwealth. Pero esto puede requerir repensar la forma de la Commonwealth, sus recursos y capacidades. Realmente no ha habido voluntad política para ampliarlo. Puede ser que haya sido suplantada por otras organizaciones y alianzas internacionales, como el G20”, añade.

“Apuesto a que Carlos será mucho más intervencionista en temas como el medio ambiente y los asuntos de la juventud”, predice McCreery. "Carlos en realidad puede tener la capacidad de hacer más cosas que Isabel, ya que tiene una gran experiencia trabajando con organizaciones que están haciendo campaña en estas áreas”.

Para el historiador, la Commonwealth tiene un futuro y un potencial que no está necesariamente ligado a la Reina. Considera que un modelo futuro de la Commonwealth puede estar tomando forma. En los últimos días, ha surgido la especulación de que Australia puede ser la próxima nación de la Mancomunidad en convertirse en república después de que el nuevo primer ministro, Anthony Albanese, nombrara un ministro adjunto para la República.

"Creo que más miembros de la Commonwealth se convertirán en repúblicas, pero eso está más vinculado con su relación constitucional con Gran Bretaña que con la membresía en la organización. Estoy seguro de que muchos estados lo verían como una buena organización de la que formar parte, incluso si es solo como respaldo. La Commonwealth tiene potencial, aunque no estoy seguro de que lo alcance”, resume.

Para los conservadores británicos, un mayor compromiso con la Commonwealth podría ayudar a Reino Unido a lograr la estrategia de 'Gran Bretaña global' del primer ministro Boris Johnson, que consiste en volver a conectarse con "viejos amigos y nuevos aliados" en un mundo posterior al Brexit. Sin embargo, el éxito de este aspecto de la política exterior del país está aún por verse.

Artículo adaptado de su original en inglés

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente