La reina dedica su premio a los "anónimos" que combaten la violencia machista

1 / 3
La reina Letizia, aplaudida por el rey Felipe y el presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes (i), tras recibir el premio a la personalidad más destacada en la erradicación de la violencia machista concedido por el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género, en un acto celebrado este martes de la sede del CGPJ. EFE/Ballesteros

Madrid, 26 nov (EFE).- La reina Letizia ha animado este martes a combatir la violencia de género con "todas las herramientas" que permite el Estado de derecho y la educación y ha dedicado el premio recibido a aquellas a las personas "anónimas" que cada día arropan a las mujeres que son víctimas de esta lacra.

Doña Letizia ha recibido, de manos de Felipe VI, el Premio del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género 2019, en la categoría de "Personalidad más destacada", por su compromiso en la lucha contra la violencia machista y el apoyo a quienes la sufren.

Un galardón que la reina ha dedicado a todas las personas que cada día, "de un modo callado, esforzado y con recursos limitados, ayudan, aconsejan, curan, animan, atienden, escuchan, asesoran, reconfortan y consuelan a quienes sufren la violencia doméstica y de género".

Una "gratitud y admiración" que ha hecho extensivas a las administraciones públicas, órganos de justicia, ONG, instituciones privadas, personal sanitario, trabajadores sociales y cuerpos policiales, a los que ha definido como "un gran y necesario grupo".

En su breve discurso, la reina ha tenido un recuerdo "permanente y respetuoso para todas las mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas", 52 en lo que va de año, la última de ellas ayer, lunes, en Tenerife.

De igual modo, ha recordado a los menores que son víctimas de la violencia de género, en ocasiones, mortales.

Doña Letizia ha hecho un llamamiento a seguir combatiendo esta lacra con "todas las herramientas que permitan, por un lado, el Estado de derecho, y por otro, y siempre, la educación".

La concesión del premio por parte del Observatorio contra la Violencia de Género del CGPJ se acordó por unanimidad al valorar el compromiso, la implicación y el apoyo a las víctimas prestado por la reina y su defensa de que hubiera un pacto de Estado, como demandó en marzo de 2017 en un congreso sobre mujer y discapacidad.

La ceremonia ha tenido lugar en el salón de actos de la sede del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) en presencia de su presidente y también del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes.

Lesmes ha admitido que la eliminación de la violencia de género sigue siendo una asignatura pendiente porque cada mujer asesinada evidencia que "todos los esfuerzos no están siendo suficientes y la realidad indica que algo sigue fallando".

Ha apuntado a "la sensibilización institucional y la concienciación social" como vías para erradicar esta lacra.

Asimismo, el presidente del CGPJ ha subrayado que la respuesta del poder judicial debe ser "firme, implacable y eficaz".

Al acto han asistido la ministra de Justicia en funciones, Dolores Delgado, el de Interior, Fernando Grande-Marlaska, así como el presidente del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas, y la fiscal general del Estado, María José Segarra.

Además de doña Letizia, los otros galardonados por el Observatorio en esta edición son la Asociación para la Prevención, Reinserción y Atención a la Mujer Prostituida (Apramp); el magistrado del Tribunal Supremo Julián Sánchez Melgar, de la Sala de lo Penal, y la fiscal delegada de Violencia sobre la Mujer de Andalucía, Flor de Torres.

La presidenta de Apramp, Rocío Nieto, ha puesto el acento en el hecho de que la prostitución y la trata de mujeres "son formas perversas de la violencia de género".

"Quienes lo nieguen, la perpetúan", ha advertido Nieto, fundadora de la asociación fundada en 1985 y que atiende a las mujeres explotadas sexualmente.

Tras recordar que España es el primer país europeo de demanda de prostitución y el tercero en todo el mundo, ha pedido actuar "contra el putero", porque "si hay demanda", seguirá habiendo mujeres víctimas.

También ha instado a acabar con los anuncios de prostitución para evitar que las mujeres sean vistas como "objetos de consumo", sobre todo por los adolescentes, y aprobar una ley que ayude a las mujeres víctimas de la explotación sexual.

La fiscal Flor de Torres ha compartido la necesidad de aprobar esta norma, además de desarrollar el pacto de Estado contra la violencia de género y que la Fiscalía instruya los casos de agresión a mujeres.

De Torres ha dedicado el premio al más de un millar de mujeres asesinadas en España desde que se computan datos y, en especial, a Ana Orantes, asesinada en 1997 tras denunciar su caso en televisión.