La reina Camilla luce por primera vez la tiara más personal de Isabel II

camilla tiara zafiros azules
La reina Camilla y la tiara favorita de Isabel IIChris Jackson - Getty Images

Poco más de dos meses después de su ascenso al trono, Carlos III y Camilla han ejercido de anfitriones del presidente de Sudáfrica en la primera visita de Estado de su reinado. Y como rige el protocolo en las cenas de gala, las mujeres de la familia real han coronado sus looks con tiaras. Si las elecciones de Kate Middleton y Sophie de Wessex han sido las esperadas, la que ha sorprendido con su tiara ha sido la reina Camilla, que ha escogido una de las joyas más especiales de Isabel II.

Se trata de la tiara Belgian Sapphire, una pieza muy especial porque fue una de las tres únicas tiaras que Isabel II mandó hacer para añadir a su extensa colección de joyas heredadas y regaladas. La tiara llama la atención por su gran zafiro central rodeado de otros de menor tamaño, y todos a su vez engastados entre diamantes. Esta tiara fue originalmente un collar que perteneció a la princesa Luisa de Bélgica y, en la década de los 60, fue adquirida por la reina Isabel II para convertirlo en una tiara.

camilla y la tiara de zafiros azules
Camilla, con la tiara de zafiros azules.Chris Jackson - Getty Images

La monarca quería una pieza que combinara con uno de los regalos de boda que le había hecho su querido padre, Jorge VI: un conjunto de collar y pendientes de zafiros azules, dos llamativas joyas que, junto a la tiara de diamantes belgas, Isabel II lució en multitud de ocasiones. La estrenó en un viaje de Estado a Alemania y luego fue su favorita para muchas cenas de gala, e incluso posó con ella en un retrato oficial realizado en 2019.

isabel ii tiara zafiros
Isabel II, con el conjunto al completo en una cena de Estado en el castillo de Praga.Tim Graham - Getty Images
isabel ii tiara zafiros
Isabel II, con la tiara de zafiros en Singapur en 1989.Tim Graham - Getty Images

Ahora, ha sido la reina Camilla la encargada de refrendar el importante significado de esta tiara para Isabel II, convirtiéndola en la primera tiara que lleva como reina. Una pieza que también lució, como solía hacer la monarca, con el juego de pendientes y collar de Jorge VI y que combinó con un vestido azul a juego, de cuello redondo y mangas de encaje, firmado por Bruce Olfield. Sobre el vestido se podían distinguir la Orden de la Jarretera y la Gran Cruz de la Real Orden Victoriana, dos de las distinciones más importantes.

Un look con el que la reina Camilla deja claro que Isabel II va a ser una constante inspiración durante su reinado tanto en su manera de reinar como en su estilo.