Regulador estadounidense acusa a Silicon Valley de ser amenaza para internet