Regreso a clases en Ucrania por primera vez desde la invasión rusa

·1 min de lectura

En un colegio ubicado al norte de Ucrania, algunos niños visitan una sala de su colegio destruida: en aquel lugar solían estudiar informática antes de la guerra.

Es el regreso a clases por primera vez desde la invasión rusa del 24 de febrero de este año. Aquel día, las campanas del liceo fueron sustituidas por el ruido de las sirenas.

Un cohete ruso impactó en el liceo y destruyó una parte del mismo, cuenta Mykhaylo Aliokhin, director del colegio. El pueblo estuvo ocupado por la Federación Rusa durante aproximadamente un mes.

"Estoy triste por la escuela. Quería venir aquí a estudiar este año, y que todo fuera bien. Ni siquiera pensé que la guerra empezaría así", expresa Sofiya Klyshnya, estudiante de 12 años.

En este colegio los niños fueron instruidos en el uso del refugio antibombas. Ubicado a 35 kilómetros de la frontera con Bielorrusia, la dirección de la institución ha decidido hacer el primer mes de clases a distancia.

Refugio: al primer sonido de las alarmas

Cuando regresen a las instalaciones, los niños serán llevados al refugio al primer sonido de las sirenas:

"En el momento en que el sistema de alerta antiaérea empiece a funcionar, debemos interrumpir toda actividad en cualquier circunstancia; ya sea comer, pasear o ir a clase", explica Mykhaylo Aliokhin.

"Nuestro personal ha recibido formación para un evento de este tipo, tenemos que reunir a nuestros equipos y todas las clases tienen que tomar dos rutas de evacuación hacia los refugios", enfatiza Aliokhin.

El búnker estará provisto de comida y agua suficientes para 48 horas. El personal médico y los psicólogos estarán disponibles en todo momento. Mientras tanto arriba quedarán las ventanas, la luz y el espacio verde.