Mayor región boliviana suma 26 días en paro con posiciones aún más distantes

Santa Cruz (Bolivia), 16 nov (EFE).- Santa Cruz, motor económico de Bolivia, ratificó la continuidad del paro indefinido, luego de que este miércoles venciera el plazo de 72 horas que dio al Gobierno para que eleve a ley el decreto del censo, por el que hace 26 días esa región está en huelga y lejos de que se halle una solución al conflicto.

A diferencia de las últimas jornadas, los bloqueos en la ciudad de Santa Cruz se reforzaron y nuevamente disminuyó el número de transeúntes y de vehículos.

Pese a que el paro ha tenido gran acogida entre la población cruceña, los 26 días del conflicto ya tienen "cansados" a muchos habitantes, sobre todo a comerciantes y personas que dependen del sustento que consiguen a diario.

El pasado domingo en un cabildo ciudadano se definieron varias determinaciones como exigir la liberación de todos los detenidos durante los conflictos por el censo, condición que casi fue cumplida en la víspera pues un juez decidió que "se puedan defender en libertad", mientras que dos fueron sentenciados a cuatro años de cárcel.

Mientras que otras demandas del cabildo como el plazo de 72 horas para que se eleve a ley la realización del censo y que los "resultados totales" se apliquen en la distribución de recursos y repartición de escaños parlamentarios en 2024, de cara a los comicios presidenciales del 2025, no han tenido respuesta.

El fin de semana el presidente de Bolivia, Luis Arce, anunció que la fecha del censo, que precisamente debió realizarse hoy 16 de noviembre, finalmente se hará el 23 de marzo de 2024, aunque Santa Cruz sigue firme en su exigencia de la encuesta en 2023.

El presidente del Comité Cívico Pro Santa Cruz, Rómulo Calvo, lamentó este miércoles "que no haya voluntad política de parte del Gobierno" y señaló que estarán "alertas hasta la aprobación de la ley" sobre el censo.

Calvo se refirió al rechazo en la Asamblea Legislativa nacional, donde tiene mayoría el oficialismo, de dar trámite a un proyecto de ley consensuado por las bancadas opositoras de Comunidad Ciudadana, del expresidente Carlos Mesa, y de Creemos, del gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho.

"Hoy día no quisieron cambiar el orden del día en el Senado para poder tratar una ley que nos beneficia a todos los bolivianos", dijo a medios locales.

Por su parte el gobernador Camacho culpó al gubernamental Movimiento al Socialismo (MAS) de "alargar" el paro.

"Quiero denunciar a la comunidad internacional que el paro indefinido de Santa Cruz está siendo deliberadamente alargado por el Movimiento al Socialismo (MAS) al rehusarse, el día de hoy, a poner en el orden del día el tratamiento con dispensación de trámite del proyecto de Ley", escribió en su cuenta de Twitter.

Mientras que el rector de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (Uagrm), Vicente Cuéllar, dijo en una conferencia de prensa que continuarán "acatando lo que determinó el Comité interinstitucional", pero que tampoco se puede "ser ciegos, es el momento de repente de hacer un análisis objetivo, de hacer un análisis costo y beneficio".

"Creo que hasta el momento han sido más los beneficios, ahora hay que ver el costo de seguir adelante", añadió.

También confirmó que el equipo técnico de Santa Cruz "va a continuar acompañando, fiscalizando y haciendo seguimiento a todo el proceso censal".

Santa Cruz también determinó en el cabildo analizar la relación de esa región con el Estado boliviano, lo que ya ha sido rechazado por organismos como la Central Obrera Boliviana (COB), la mayor entidad sindical del país, que también dio 72 horas a los "promotores del separatismo" para que abandonen el país.

(c) Agencia EFE