Los regantes del Tajo-Segura anuncian movilizaciones en Madrid en enero

·3 min de lectura

Murcia, 19 nov (EFE).- El presidente del Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura (Scrats), Lucas Jiménez, ha dicho a Efe que si la Federación Nacional de Comunidades de Regantes de España (Fenacore) no anuncia el día 30 movilizaciones, las hará el sindicato en Madrid en enero "y estaremos en esa vía seguro".

Jiménez, quién aseguró que hay "cabreo generalizado en todas las cuencas", se ha mostrado crítico con la política hídrica del gobierno central que, a su juicio,"pretende acabar con el trasvase Tajo-Segura" y plantea "unas condiciones leoninas" para el riego con agua desalada a unos precios que, según dijo, no son competitivos para el campo, de entre 0,70 y 1,50 euros el metro cúbico, en lugar de los 0,30 que se fijan por ley y lejos de los 0,04 que se paga por el agua de regadío en el resto del país.

El junta directiva de Scrats se ha reunido con el consejero de Agricultura de la Región de Murcia, Antonio Luengo, para tratar este asunto y además resolver "el complicado escenario de caudales ecológicos que se está planteando" en la planificación hidrológica del río Tajo.

Lucas Jiménez ha dicho que el Gobierno de Pedro Sánchez "quiere finiquitar en buena parte el trasvase Tajo-Segura, acabando con las tensiones políticas en la vecina Castilla-La Mancha y ello conduce inequívocamente a ir recortando drásticamente" el acueducto. Los problemas de contaminación en el Tajo son de depuración "que nada tienen que ver con el trasvase" y sin necesidad de subir los caudales ecológicos, agregó.

Por su parte, el consejero Antonio Luengo ha dicho que el gobierno de España debe activar los mecanismos necesarios para fijar el precio del agua desalada para riego en 0,30 euros para no penalizar a los agricultores de la Región de Murcia, "pagando cantidades muy superiores a la media nacional, lo que afecta a la competitividad del sector agrario”.

Recordó que tal posibilidad viene recogida en la Ley 1/2018 de 6 de marzo en su disposición adicional cuarta, que permite adoptar esta decisión ante circunstancias extraordinarias, "y el incremento de los costes energéticos es sin duda una de ellas".

Señaló que “el Gobierno de España solo tiene una hoja de ruta y es la de cerrar el Tajo-Segura y sustituir todos los recursos por agua desalada, sin tener en cuenta el grave perjuicio que esto ocasionará a los regantes, que actualmente pagan sobre 0,70 euros por metro cúbico de agua, una cantidad que podría multiplicarse por dos una vez se revisen las tarifas de acuerdo con el aumento del coste de la electricidad, lo que contrasta con los 0,04 euros de media que se paga en el resto de España, por lo que el agricultor murciano paga el agua diecisiete veces más cara que la media nacional”.

El encuentro sirvió también para analizar el avance de las alegaciones que se están ultimando a los Planes Hidrológicos del tercer ciclo de planificación (2022-2027) impulsados por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, y que “prevén recortar un tercio del agua del trasvase que llega al Levante español, lo que supondrá contar con 100 hectómetros menos cada año”.

Luengo recordó que el Grupo de Trabajo de Planificación Hidrológica, impulsado por la Consejería, está trabajando en el estudio y preparación de sugerencias y alegaciones al proceso de planificación hidrológica para conocer la situación de los caudales ecológicos, la hidrología actual y futura de la cabecera del Tajo, el impacto de todo ello sobre la operatividad del trasvase, y la evaluación de algunos efectos fundamentales sobre la cuenca del Segura.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente