Reforma laboral, un proceso que se avanza lentamente por América Latina

Chile y Colombia, países cuyos gobiernos se caracterizan por plantear iniciativas que mejoren la calidad de vida de los ciudadanos, han abierto el debate en torno a derechos y beneficios para los trabajadores. En el caso del primero, su presidente Gabriel Boric pidió retomar en el Parlamento una propuesta de llevar la jornada semanal a 40 horas. En Colombia crece la expectativa en torno a una reforma laboral que será discutida en 2023.

Durante los últimos años la manera de trabajar ha cambiado. La pandemia abrió amplias posibilidades de laborar desde casa, al tiempo que el mundo digital ofrece nuevas oportunidades a la que cada vez se suman más trabajadores.

A pesar de ello, en América Latina varios países cuentan con legislaciones laborales que datan de varios años, e incluso décadas, sustentadas en una situación demográfica que no es similar a la de los actuales momentos.

En este sentido Chile, y gracias a una declaración de su presidente Gabriel Boric, se muestra dispuesto a sumarse a las pocas naciones de América Latina que han efectuado cambios en su legislación laboral y en especial en cuanto a la duración de las jornadas de trabajo. El pasado 23 de agosto, el jefe de Estado pidió al Congreso discutir la reducción a 40 horas semanales de la jornada laboral, una petición que se presenta a pocos días para la consulta por la nueva Constitución.

"Este es un proyecto Profamilia, que apunta al buen vivir y no me cabe ninguna duda de que estas mejoras son medios indispensables para acercarnos a un nuevo Chile, uno que sea más justo e inclusivo", dijo el mandatario.

La petición coloca en la palestra una iniciativa propuesta en 2017 por la entonces diputada Camila Vallejo, actualmente ministra del Gabinete de Boric, quien sustentó su proyecto en que él mismo podría generar empleo en el país.

“Creo que aprobar las 40 horas es una manera de responder a un grito que hace mucho tiempo está presente en los trabajadores y en las familias trabajadoras: poner en el centro el que el trabajo sirva para vivir y no se viva simplemente para trabajar. Creo que ese es el sentido fundamental del proyecto, y creo que es parte también de las demandas del pueblo de Chile”, dijo en aquella ocasión Vallejo durante una entrevista ofrecida a Radio U de Chile.

Por otro lado, y a diferencia de la iniciativa de Vallejo, la nueva propuesta incorporará una gradualidad para el establecimiento de la nueva jornada. En este sentido se establece un período de cinco años en el que las empresas, de acuerdo con su realidad, podrán ir adaptándose a la nueva jornada.

Colombia: Petro retrasó la presentación de la reforma laboral para 2023

Otra nación sudamericana que viene trabajando con miras a adecuar sus leyes laborales a la actualidad, y además ofrecer una mejor calidad de vida para los trabajadores, es Colombia.

El presidente Gustavo Petro anunció el 23 de agosto que su proyecto de ley de reforma laboral sería presentado en 2023. No obstante, los meses que restan para finalizar 2022 serán aprovechados para el debate con empresarios, sindicatos y otros sectores con la finalidad de mejorar el clima laboral.

“Hemos convocado a los gremios empresariales y a los sindicatos de trabajadores a concertar con el ministerio de trabajo una reforma laboral y un estatuto del trabajo que dignifique al pueblo trabajador”, escribió Petro en Twitter.

Entre los aspectos destacados por la iniciativa, el Gobierno busca una reivindicación de los derechos laborales, entre ellos, el pago de horas nocturnas las cuales, de acuerdo con lo informado, podrían empezar a contabilizarse a partir de las seis de la tarde.

Por otro lado, el proyecto prevé la equidad salarial entre hombres y mujeres además de poner fin a los contratos por prestación de servicios que permitan una mayor estabilidad laboral.

El 25 de agosto el Ministerio del Trabajo alcanzó un acuerdo con los sectores involucrados para la presentación de los informes ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

El referido despacho informó que este año la nación deberá presentar ante la OIT 28 informes, entre ellos, los referentes a las horas de trabajo, el descanso semanal, las vacaciones, protección a la maternidad, seguridad y salud en el trabajo y fijación de salarios.

Lula buscaría derogar la ley de 2017

De acuerdo con medios brasileños, Luiz Inácio Lula da Silva, candidato a la Presidencia de Brasil por el Partido de los Trabajadores, estaría trabajando en un proyecto para derogar la ley laboral establecida en el país en el año 2017 bajo la presidencia de Michel Temer.

De acuerdo con la organización política, la actual ley sería sustituida por una legislación “que protegerá a los trabajadores, restaurará sus derechos al tiempo que fortalecerá a los sindicatos construyendo un nuevo sistema de contratación colectiva que prestará atención a los trabajadores informales y de aplicaciones”, explicó el PT en un documento citado por la publicación 'Bloomberg Línea'.

Con EFE y medios locales