Las refinerías buscan una alternativa al petróleo ruso para evitar una escasez de gasóleo

El gasóleo de las distintas refinerías de Rotterdam se fabrica a menudo con el llamado petróleo de los Urales, procedente de Rusia. A las refinerías no les resulta fácil encontrar petróleo comparable en el mercado mundial ni adaptar sus procesos de refinado