Del referéndum de 2016 a la recta final de las negociaciones posbrexit

·4 min de lectura
La bandera de la Unión Europea y la de Reino Unido, en Londres, el 25 de marzo de 2017

Desde el referéndum sobre el Brexit en 2016 hasta el acuerdo in extremis del Reino Unido y la Unión Europea, estas han sido las principales etapas de un divorcio tortuoso.

- Voto a favor del Brexit -

El 23 de junio de 2016, los británicos votan a favor de la salida británica de la Unión Europea. Al día siguiente, dimite el primer ministro conservador David Cameron y es reemplazado por Theresa May, una euroescéptica que sin embargo votó en contra del Brexit.

El 29 de marzo de 2017, May activa el artículo 50 del Tratado de Lisboa, poniendo en marcha el proceso de salida, que debía completarse en dos años.

Buscando reforzar su posición antes de emprender negociaciones con la UE, convoca unas legislativas anticipadas en las que el 8 de junio de 2017 pierde su mayoría absoluta, quedando a la merced de un parlamento fragmentado.

- Primer acuerdo y tres rechazos -

Tras año y medio de arduas negociaciones, el 13 de noviembre de 2018 Londres y Bruselas alcanzan un acuerdo de divorcio, aprobado el 25 de noviembre en una cumbre europea extraordinaria.

Pero los diputados británicos lo rechazan en tres ocasiones: 15 de enero, 12 de marzo y 29 de marzo de 2019.

El Brexit se pospone hasta el 22 de marzo y de nuevo hasta el 31 de octubre. El Reino Unido se ve obligado, fuera de programa, a participar en las elecciones europeas el 23 de mayo. Al día siguiente Theresa May anuncia que dimitirá el 7 de junio.

- Elección de Boris Johnson -

El 23 de julio, Boris Johnson, partidario de llevar a cabo el Brexit con o sin acuerdo pero en la fecha prevista, es elegido por el Partido Conservador para suceder a May.

Deserciones y expulsiones de diputados de su formación lo dejan sin mayoría parlamentaria. También lo abandonan varios ministros.

El 17 de octubre, la UE y el Reino Unido anuncian haber alcanzado un nuevo acuerdo de divorcio. El 22 de octubre, el Parlamento británico aprueba el principio de ese texto, pero vota contra su examen acelerado.

Esto obliga a pedir un nuevo aplazamiento, hasta el 31 de enero de 2020 y Johnson para desbloquear la situación convoca elecciones legislativas anticipadas el 12 de diciembre.

- Salida oficial de la UE -

El líder conservador gana los comicios con una mayoría de 365 diputados en una cámara de 650.

El 20 de diciembre, Johnson presenta a la nueva Cámara de los Comunes el proyecto de ley, que es aprobado el 9 de enero de 2020. Tras ser promulgado por la reina Isabel II, el texto es ratificado por el Parlamento Europeo el 29 de enero.

El 31 de enero, los británicos salen oficialmente de la UE y entran en un período de transición hasta el 31 de diciembre de 2020, con la posibilidad de una prórroga, durante el cual siguen aplicando las reglas de la UE.

- Negociación comercial posbrexit -

A principios de marzo, Londres y Bruselas entablan negociaciones sobre su futura relación, con el objetivo de alcanzar un acuerdo de libre comercio sin cuotas ni aranceles.

En junio el Reino Unido oficializa su negativa a prorrogar el período de transición.

Las negociaciones chocan durante meses con tres escollos: la negativa británica a dejar abiertos sus ricos caladeros a los pescadores europeos, las reglas de competencia leal exigidas por los europeos a cambio de un acceso a su mercado único y el modo de dirimir las futuras diferencias.

El 15 de octubre, los 27 exigen a Londres que haga concesiones para alcanzar un acuerdo comercial. Johnson declara las negociaciones acabadas y pide a los británicos que se preparen para una ruptura brutal.

Tras una semana de bloqueo, los contactos se reanudan de forma intensiva, ya superadas todas la fechas límites que se habían fijado las dos partes.

Las partes dan tímidas señales de un cierto acercamiento antes de señalar obstáculos infranqueables.

Johnson mantiene varios contactos con la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y viaja a Bruselas para una cena de trabajo el 9 de diciembre, en la que no consiguen allanar el camino para un acuerdo, pero optan por seguir negociando.

Los derechos pesqueros se convierten en el último escollo en estas negociaciones, hasta que el acuerdo se materializa el 24 de diciembre, a pocas horas de la Nochebuena.

bur-acc/bl-jz/