Reducción de estímulos de la Reserva Federal de EE. UU.: ¿cómo funciona?

Desde que comenzó la pandemia, el Banco Central de Estados Unidos inició un proceso para mantener a flote la economía, que involucró varias medidas: reducir las tasas de interés, relajar las condiciones financieras y aumentar la compra de bonos. Pero ya inició su desmonte.

La Reserva Federal de Estados Unidos, Fed, hizo el anuncio que los analistas del mercado financiero llevaban meses anticipando: comenzará este mes a desmontar el extraordinario estímulo monetario desplegado para enfrentar la crisis económica provocada por la pandemia.

El primer paso es la reducción progresiva de su multimillonario programa de compra mensual de bonos, uno de los pilares del plan monetario utilizado desde el inicio de la crisis, similar al manual de estrategias que ayudó a salir de la recesión económica de 2008.

Concretamente, el volumen de compras mensuales de bonos, que actualmente está en 120.000 millones de dólares, se iría reduciendo progresivamente cada mes en 15.000 millones de dólares con el objetivo de acabarlo completamente a mediados de 2022.

Pero, ¿en qué consiste este programa y qué le espera a la economía más grande del mundo?

Un pequeño cambio de lenguaje

La Fed ha devorado billones de dólares en bonos del Tesoro y valores respaldados por hipotecas desde el inicio de la pandemia en un proceso conocido como flexibilización cuantitativa. Adquirir estos activos le ha permitido estimular la demanda y mantener las tasas de interés bajas.

Actualmente, compra 80.000 millones de dólares en bonos del Tesoro y 40.000 millones de dólares en valores respaldados por hipotecas cada mes. Sin embargo, la Reserva Federal cree que la economía ya no necesita medidas de apoyo tan extremas.

Los problemas que ahora afligen a la economía son principalmente de oferta, debido, entre otras cosas, a la escasez mundial de suministros, mientras que la demanda -a favor de la cual va directamente dirigida la compra de bonos-, es optimista y no muestra signos de flaquear.

Por el contrario, la Fed considera que mantener esas medidas podría hacer más daño que bien. Por ejemplo, las bajas tasas hipotecarias han impulsado un auge en los precios de la vivienda y elevado la inflación, que está muy por encima de la meta de largo plazo, que es del dos por ciento.

"Ser pacientes" con las tasas de interés

Al término de la junta mensual de la Reserva Federal, su presidente, Jerome Powell, rechazó que se esté contemplando una subida de tipos de interés desde el rango de 0% en el que se encuentran desde marzo de 2020.

"Podemos ser pacientes respecto a los tipos de interés. Esta no era la reunión para discutir sobre eso", sostuvo Powell ante los periodistas.

Las tasas se han mantenido bajas con el fin de recuperar el consumo, y aunque esa meta ya parece cumplida, al Banco Central todavía le preocupa el rezago en el empleo y, en menor medida, la alta inflación, pues cree que es transitoria.

Tras la decisión de este miércoles, los analistas ponen ahora su mirada en una eventual alza de los tipos de interés. Aunque Jerome Powell lo rechace… por ahora.

Con Reuters, EFE y AP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente