La red regional de la organización del opositor ruso Navalni se disuelve antes de ser declarada "extremista"

·2 min de lectura
Un trabajador recubre con pintura el grafiti del opositor ruso Alexéi Navalni, en San Petersburgo, Rusia, el 28 de abril de 2021

Un estrecho colaborador del opositor ruso encarcelado Alexéi Navalni anunció el jueves la disolución de las oficinas regionales de su organización anticorrupción, amenazada con ser declarada "extremista", lo que expondría a sus miembros a importantes penas de prisión.

"Estamos disolviendo oficialmente la red de Alexéi Navalni", dijo Leonid Vólkov en un vídeo publicado en las redes sociales, e indicó que algunas oficinas regionales continuarían sus actividades de forma independiente.

Navalni hizo el jueves su primera aparición desde que puso fin a su huelga de hambre. Se le vio en una videoconferencia durante una audiencia judicial, con aspecto demacrado y con la cabeza afeitada llevando su uniforme de prisionero.

"Ayer me llevaron al baño (...) Había un espejo, me miré: soy un esqueleto horrible", dijo en una grabación de audio difundida por el canal de televisión independiente Dojd.

El opositor comparecía en la audiencia de apelación de un caso de difamación contra un veterano de la Segunda Guerra Mundial. Dijo que había vuelto a perder peso pero que estaba empezando a comer de nuevo.

Las organizaciones vinculadas a Alexéi Navalni, entre ellas el Fondo de Lucha contra la Corrupción (FBK) que creó en 2011, están amenazadas de ser declaradas "extremistas" tras una petición de la fiscalía a mediados de abril que la justicia rusa está estudiando.

Esta semana, un tribunal de Moscú ya prohibió al FBK prácticamente todas sus actividades, como la publicación de contenidos en internet, la organización de manifestaciones y la participación en elecciones.

Si son declaradas "extremistas", las organizaciones de Navalni se unirían a una lista de unas 30 más prohibidas en Rusia, como el grupo yihadista Estado Islámico (EI) o los Testigos de Jehová.

El FBK es conocido por sus investigaciones sobre la corrupción en los círculos de poder en Rusia. Las 37 oficinas de Navalni en toda Rusia también difunden sus propias encuestas y organizan las campañas de "voto inteligente" que defiende el opositor.

Activista anticorrupción y enemigo acérrimo del Kremlin, Navalni está encarcelado desde marzo por un caso de fraude, calificado de político por muchas oenegés y capitales occidentales.

Ante el empeoramiento de su salud, la semana pasada puso fin a una huelga de hambre de 24 días para protestar por sus condiciones de detención.

tbm/pc