La inexplicable metedura de pata de Red Bull: destrozan un lugar declarado Patrimonio de la Humanidad

·2 min de lectura

Hemos visto a muchas personas hacer cosas de locos con tal de conseguir una fotografía o un vídeo impactante para subir a las redes, pero lo que ha ocurrido en Ucrania ha cruzado todas las líneas rojas y ha terminado con un lugar histórico destrozado.

No ha sido algún influencer en busca de seguidores: nadie se explica cómo una compañía de la talla de Red Bull ha podido ser responsable de causar estos desperfectos y aún está por ver qué consecuencias tendrá esta desdichada acción.

Los hechos tuvieron lugar en la ciudad de Kiev, en la que Red Bull planeaba rodar un vídeo con dos coches haciendo drifting: un deporte de motor que consiste en realizar derrapes controlados a alta velocidad.

El vicealcalde Konstiantyn Usov afirma que las autoridades locales denegaron el permiso a Red Bull para llevar a cabo el rodaje en el lugar solicitado pero, pese a ello, la compañía siguió adelante con sus planes. Dos pilotos, Conor Shanahan y Oleksandr Grynchuk, junto con la estrella del rap local Alyona Alyona, participaron en una grabación que causó estragos.

Como testimonio de la fechoría han quedado más de 2,000 metros cuadrados de los tradicionales ladrillos de Kiev manchados con huellas de neumático, incluyendo la plaza en la que se alza la catedral de Santa Sofía de Kiev, un monumento inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial de la Unesco.

Para colmo de males, según ha explicado el propio Usov, el rodaje se llevó a cabo por la mañana temprano, en secreto y sin ningún tipo de medida de seguridad, poniendo en peligro a decenas de peatones que iban a trabajar y que tenían que esquivar los coches de drift.

Vía Konstiantyn Usov
Vía Konstiantyn Usov

Aunque Red Bull ha retirado los vídeos de sus redes sociales, lamentablemente no ha podido borrar las huellas del delito: los esfuerzos por limpiar las huellas de rueda y devolver los ladrillos a su estado original han sido en vano.

Mientras las autoridades siguen calculando la magnitud de los daños, la Policía ha abierto una investigación y cientos de ucranianos indignados han mostrado su repulsa a Red Bull en las redes sociales, llamando incluso al boicot a la marca. Una idea descabellada que, como acción promocional, muchos esperan que les salga muy cara.

VIDEO | Así es el deportivo español 100 % eléctrico

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente